Archivo de la etiqueta: Movimiento Obrero

Declaración del Secretario General de la FSM ante el fallecimiento de Fidel Castro

Declaración del Secretario General de la FSM, G. Mavrikos sobre la muerte de Fidel Castro.

Inmortal para siempre

Por parte de los 92 millones de la FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL, expreso hacia el pueblo cubano,el CTC, el liderazgo del Estado y del Partido de Cuba Socialista, las verdaderas condolencias desde lo más profundo de nuestros corazones por la muerte del inmortal Comandante Fidel. Fue el líder que junto con el Che, junto con todos sus camaradas, lucharon y derrotaron a los imperialistas así como a sus instrumentos.

Para la FSM el honor más grande fue la presencia del Comandante Fidel en sus Congresos y su discurso significativo ante los delegados durante el 10o Congreso de la FSM.

Para la Clase Obrera Mundial quedará siempre INMORTAL.

Fidel resignation

Anuncios

EN EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN: EL PCB EN LAS MINAS DEL SUR (Luís Machicado Raya

11150651_448384498669181_7290566675973920591_nT

elamayu, allá en las tierras del Potosí, fue mi primera impresión conciencial de la vida en las minas; de la explotación de minerales, de la pobreza consecuente de quienes vivían de la extracción directa de los minerales. El almacén: mi lugar de trabajo, allí observé la realidad objetiva del trabajador minero. La visión de esa realidad fue armando, construyendo y constituyendo mi conciencia revolucionaria, que no tardaría en alinearme en las filas del Partido Comunista. El ingreso se hizo de inmediato, estaba preparado para el SI. En Telamayu  fue testigo de mi respuesta al c. J. Espada, en presencia del c. A. Rivera, Gerente Gral. de la Empresa. El  día que me invitaron a incorporarme al Partido, coincidió con el 17 de enero, motivo de emoción, ¿y quién no podría reaccionar como el que relata estas líneas? El mismo día, fecha de fundación del Partido, en horas de la tarde, incluyendo otros amigos, se formalizó mi ingreso, recordando, además, la fecha aniversario. Pasando los años no dejo en el olvido las escenas de alegría vividas por todos los asistentes.

Quechisla, localidad minera, nos cobijó los fines de semana. Allí reuníamos la célula del Partido producto de la disciplina adquirida; reforzada por los conocimientos teóricos adquiridos, los lineamientos del Partido y el ejemplo de los camaradas destacados. Fuimos cinco los camaradas formadores de la célula de Telamayu. Primero, nacimos políticamente en Quechisla, luego nos asentamos y crecimos en Telamayu, lugar de nuestro trabajo. La influencia dirigida a los trabajadores, de parte de la célula, fue creciendo; la difusión de los lineamientos del Partido iba en aumento.

Recibí la responsabilidad de asistir, como delegado de Telamayu, al Primer Congreso Nacional del Partido Comunista de Bolivia a realizarse en la ciudad de La Paz. Grande fue la alegría vivida por la tarea encomendada. Recibí el pasaje (vía ferrocarril), más 140 Bs., para viáticos- alimentación y retorno-, incluyendo el documento a presentar en el congreso.

Conocí en La Paz a los cc. Luís Leytón (destinatario del documento), a Mario Monje, Rosendo García Maismán  (de siglo XX), a Luís Tellería.

Concluido el Congreso, retorné a Quechisla, e informé a los camaradas de los pormenores del evento partidario. Di a conocer resoluciones, los documentos emitidos, La respuesta de los cc. fue emotiva, demostrada con aplausos y vivas al Partido.

El primer Congreso elevó nuestro compromiso con el Partido y por consecuencia con la clase trabajadora, con el proletariado. Los trabajadores tuvieron en sus manos “UNIDAD”- órgano de prensa del Partido- supieron, lo que pensaba el Partido mediante volantes, incluyendo folletos con redacción ideológica; todos estos materiales entregados en las diferentes secciones de la Empresa produjo el incremento, el aumento, el crecimiento en el número de militantes y este aumento de militantes dio mayor número de células partidarias en las diferentes localidades: Tasna, Buen Retiro, Siete  Suyos, Chorolque, Atocha, La Comibol. (Todo este trabajo lo hicimos; los cc.Joel, Quispe, Carlos, Roberto, Mario). El crecimiento de militantes y células dio nacimiento al Comité Especial del Sud, con base en Atocha.

Constituido el Comité Especial, se resuelve llevar adelante la primera reunión, previa consulta a la Dirección Nacional. El c. Mario Monje nos comunica del viaje, a la localidad de Telamayu del c. R. Otero, dejando a nuestro criterio la posibilidad de Congreso o Activo. El c. Otero, ingresando al local de reunión, es recibido con aplausos, aclamaciones, vivas al Partido y al Congreso, que así tuvo que ser.

En días posteriores se presentó el c. Jorge Kolle en misión partidaria de coordinación. Se realizó (en días más), el congreso de la F.ST.M.B., y la tarea del c. Kolle era coordinar a los cc.delegados de las diferentes minas. Uno de los objetivos: el nombramiento del c. Simón Reyes en la dirección de la Federación de mineros. Me sentí alagado al estar en las comisiones de recepción, solidaridad; para mi, fueron días inolvidables El c. Simón Reyes ingresó a la dirección de la Federación de Mineros, un triunfo para el Partido.

Debo declarar que en el Partido reforcé mis conocimientos ideológicos, la conciencia de lucha contra el sistema explotador del hombre por el hombre; enfrentar las situaciones adversas; persecuciones, apresamientos, que venían de los llamados gobiernos “democráticos” y diría mejor: antidemocráticos y en su debilidad clasista apadrinaban los golpes militares como una forma de resguardar sus intereses de clase y los del imperialismo.

A mis 77 años de vida, recuerdo las escenas que me cupo desempeñar en la actividad política, en la actividad sindical con la ideología marxista-leninista: luz que ilumina nuestro camino. Estuve en responsabilidades políticas regionales como dirigente principal, como parte de la dirección regional; igualmente en la actividad sindical. Creo haber servido, y aun lo hago, con la responsabilidad reforzada en las filas del Partido; aun creo tener la fuerza necesaria, que me da impulso en el camino revolucionario.

Los bolcheviques y la Revolución de octubre (Actas del POSDR (b))

Dejamos a continuacion un importante documento historico, las actas del POSDR (b) en un momento decisivo para la historia de la humanidad (agosto de 1917 a febrero de 1918), aqui se puede ver el pensamiento y la forma de organizarse de los bolcheviques previa toma del palacio de invierno y primeros dias de la primera revolucion socialista en la historia.

DESCARGAR AQUI:

Los bolcheviques y la revolucion de octubre

5cc5bdec44afd18d5d9a556fa7cc2a37_xl

ACERCA DE LA HISTORIA DEL PARTIDO COMUNISTA DE BOLIVIA

Roberto Pizarro Torricoslos tres

Casi todos los grandes partidos políticos, particularmente los de izquierda y entre ellos los comunistas y obreros, cuentan con una historia oficial que registra su trayectoria, sus vivencias y todas las vicisitudes relacionadas con su actividad y accionar político.

Existen también, desde luego, versiones históricas no oficiales, completas o parciales, cuyo enfoque obedece a diferentes intereses y/o motivaciones que pueden ser en su mayoría fácilmente identificables.

En el caso del Partido Comunista de Bolivia hay en esta materia un vacío inexplicable pese a algunos esfuerzos aislados que no fructificaron en la dirección de los objetivos deseados.

Cabe resaltar al respecto, y a manera de ejemplo, dos intentos formales uno de cuyos planteamientos cayó en el olvido y otro que se propone retomar esta tarea sin fijarse una fecha límite para el efecto.

El III Congreso Nacional del PCB, de junio de 1971, aprueba una resolución que encomienda a una comisión constituida para el efecto la elaboración de una propuesta a ser presentada en el próximo IV Congreso Nacional de la organización para su consideración y posible aprobación.

Más recientemente, con motivo del 60 aniversario del PCB, el Comité de Redacción de Marxismo Militante (MM) –revista teórica del Partido Comunista de Bolivia– emite una circular a través de la cual se invita y se solicita a militantes, simpatizantes y amigos a contribuir a esta causa haciendo llegar a su redacción cualquier tipo de material que pudiera servir al propósito señalado.

Tal vez el esfuerzo más consistente y metódico –probablemente también único– al respecto sea el publicado por Marxismo Militante en su número 27 del mes de mayo de 1999 de José Roberto Arze (que figura entonces como colaborador y actualmente funge como director de la misma) que no ha merecido hasta el presente prácticamente comentario ni respuesta alguna.

En agosto de 2000 Guillermo Tarifa Hernández, bajo el título de “Una decisión correcta” en MM Nº 29, se refiere al artículo “Pautas para el estudio de la historia del PCB” del párrafo precedente valorando su contenido y aportando a su vez materiales importantes sobre los antecedentes y formación definitiva del Partido Comunista de Bolivia. Cabe resaltar que existen varias notas de esta naturaleza que se circunscriben únicamente a los orígenes y fundación del partido de los comunistas bolivianos.

Conocido intelectual e historiador de renombre, Arze propone “periodificar la historia del PCB de la siguiente manera:

  1. Fase precursora (hasta 1950)
  2. Fase de estructuración orgánica (1950-1959)
  3. Fase de consolidación política (1959-1964)
  4. Fase de expansión (1964-1971)
  5. Fase de resistencia (1971-1982)
  6. Fase de gobierno (1982-1985)
  7. Fase de reflujo y crisis (1985-1999)”.

Luego de desarrollar de manera breve cada uno de los puntos anteriores concluye con una valiosa nota bibliográfica.

A manera de presentación de este trabajo menciona “la dificultad del historiador de mantener una posición imparcial u objetiva (por relativas que sean), a favor o en contra del partido estudiado; y la insuficiencia documental”.

Sobre este último punto –la documentación– sus comentarios representan una guía importantísima a tomar en cuenta por los que se interesen en la reconstrucción histórica escrita de la vida partidaria.

Respecto a la imparcialidad y objetividad, términos y conceptos permanentemente relativizados, los comunistas mantenemos una posición de principios: no podemos ser imparciales y la objetividad la aplicamos en relación con los intereses que representamos y defendemos. En el conflicto antagónico entre la clase obrera, los campesinos y los sectores populares de un lado, y la empresa privada, la oligarquía y el imperialismo del otro, manifestamos abiertamente nuestra identificación con los intereses de los primeros. Consecuentemente, al abordar la historia del Partido Comunista la imparcialidad no es un santo de nuestra devoción.

Volviendo al trabajo de José Roberto Arze, consideramos que las fases por él descritas no están exentas de criterios subjetivos. El período que abarca desde 1999 hasta la fecha, no considerado por Arze por razones obvias, ¿cómo debería denominarse? ¿Fase de sobrevivencia, tal vez? ¿O quizá fase de reactivación? No conocemos su pensamiento al respecto y es imposible complementar las fases descritas en su artículo con los mismos criterios de “imparcialidad y objetividad” que reclama.

En su lugar proponemos intentar el estudio de la historia del Partido Comunista de Bolivia sobre la base de hechos tangibles como son los congresos y conferencias realizados, cuyos documentos incorporan y reflejan la actividad partidaria desde su fundación al presente, tomando nota de los aciertos y desaciertos, éxitos y fracasos en el nunca tranquilo escenario de la política boliviana e internacional.

En ese sentido, presentamos la siguiente relación:

I Congreso Nacional Ordinario / marzo de 1959

II Congreso Nacional Ordinario / marzo-abril de 1964

III Congreso Nacional Ordinario / junio de 1971

IV Congreso Nacional Ordinario / abril de 1979

V Congreso Nacional Ordinario / febrero de 1985

I Congreso Nacional Extraordinario / abril de 1986

VI Congreso Nacional Ordinario / diciembre de 1990

VII Congreso Nacional Ordinario / noviembre de 1994

VIII Congreso Nacional Ordinario / septiembre de 1998

II Congreso Nacional Extraordinario / diciembre de 2000

IX Congreso Nacional Ordinario / julio de 2006

Todos los congresos del I al V y el I Congreso Nacional extraordinario hicieron públicos sus documentos en materiales impresos con la denominación respectiva. Posteriormente se publicó también un compendio de dichos materiales en un solo volumen.

Sin embargo, no se conocen publicaciones similares desde el VI hasta el IX Congreso Nacional Ordinario. Es cierto que se difundieron en varios números de MM partes de algunos de esos congresos, lo que deja un vacío importante en la vida partidaria, problema que deberá ser encarado a la brevedad posible para no perder la memoria histórica.

Además de los congresos, existe también documentación referida a los informes a los plenos (reuniones) del Comité Central, pero lo mismo que en el caso anterior es incompleta y dispersa.

Como bien apunta José Roberto Arze, se cuenta con una variedad de otra documentación tanto impresa como en otro tipo de soportes que debidamente recopilada, organizada y sistematizada puede constituirse en valioso aporte y respaldo a los documentos centrales.

Ahora bien, ¿quién debe asumir esta tarea? Indudablemente que la dirección nacional partidaria debe tener a su cargo la elaboración de la historia del Partido Comunista de Bolivia. Los medios y mecanismos para tal efecto son diversos, pero en ningún caso se puede o debe adoptar una versión proveniente de personas que no militan en la organización, que no sienten e interpretan los acontecimientos históricos desde la óptica de los comunistas, del proletariado, de los trabajadores en general. Sus intereses son nuestros, sus luchas son nuestras porque hemos participado en ellas, su visión y su percepción es la nuestra. Por lo tanto, sólo los militantes proletarios pueden escribir la historia de sus luchas a despecho de los historiadores del enemigo de clase y de sus correligionarios.

PRONUNCIAMIENTO DE LA JCB EN EL DIA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

PRONUNCIAMIENTO DE LA JCB EN EL DIA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

Este 1º de mayo conmemoramos un año más, el día internacional del trabajo, en homenaje a los mártires de Chicago, pero también homenajeamos a los miles de trabajadores caídos por la construcción de una sociedad; en la que los trabajadores gocen de condiciones de vida y trabajo dignas y que el fruto de su trabajo se vea expresado en la mejora de las condiciones de vida del pueblo trabajador.

Si bien vivimos un proceso con ciertos cambios en nuestro país, aun las condiciones del pueblo trabajador y de los jóvenes trabajadores no ha mejorado sustancialmente. Seguimos en un estado capitalista con muchos rasgos del modelo neoliberal. No es difícil darse cuenta de las pésimas condiciones de trabajo en muchas fabricas, así como la situación de los jóvenes los cuales no pueden conseguir trabajo porque se exige experiencia laboral y si consiguen algún trabajo estos son con contratos basura de algunos meses en los cuales no se les brinda ni la estabilidad laboral e incluso ni siquiera cuentan con vacaciones en las que puedan recuperar el gasto de su fuerza física y psíquica (fuerza de trabajo). Esto ocurre en el sector privado como en muchísimas instituciones y empresas del estado que mantienen los contratos basura como forma de relación laboral, asimismo otra lacra contra los que luchamos es la tercerización la cual afecta a un gran número de trabajadores.

La lucha actual de los trabajadores debe darse por una nueva LEY GENERAL DE TRABAJO revolucionaria que dote de estabilidad a todos los sectores laboral de nuestro país. Asimismo se debe incluir en esta ley un sector dedicado a los jóvenes trabajadores y a las mujeres trabajadoras que son los que más sufren en la actualidad.

Deben existir políticas estatales para el desempleo juvenil, las cuales deben ser integrales, planificadas y permanentes con el objetivo de disminuir el desempleo juvenil el cual es uno de los problemas sociales más importantes que sufre nuestro país.

Desde las organizaciones clasistas se deben lanzar propuestas en este sentido, propuestas que deben ser socializadas entre la clase obrera y jóvenes trabajadores.

La clase obrera boliviana en su momento fue la vanguardia de la lucha obrera y clasista en nuestro continente con una poderosa organización  como fue la CENTRAL OBRERA BOLIVIANA (COB) así como las distintas confederaciones de los distintos sindicatos y gremios como ser la FSTMB, CGTFB, CTEUB, CUB, CESB; muchos dirigentes de  nuestra organización  fueron dirigentes de estas organizaciones y  muchos de nuestros camaradas entregaron su vida y fueron ejemplo de lucha. Es preciso recordar a Rosendo García dirigente minero asesinado en la noche de san Juan, Simón Reyes gran organizador del sector minero y ex secretario ejecutivo de la COB, Asimismo podemos recordar a Rosendo Osorio, Nilo Soruco, Edilberto Osinaga y otros quienes dieron su vida por los trabajadores.

Para concluir  debemos recalcar que la situación actual y el avance hacia un proceso real de transformaciones profundas solo será posible con la participación protagónica de la clase obrera como vanguardia y dirigente, en la cual los mineros y fabriles deben jugar un rol importante aglutinador junto a las capas medias, los estudiantes, intelectuales y campesinos; forjar la unidad de estos sectores garantizará nuestra victoria por una sociedad en la que estén garantizados todos los derechos laborales, una sociedad con justicia social, con educación y salud garantizadas para todos, esta sociedad tiene un nombre y es el socialismo.

¡LUCHAR POR UNA NUEVA LEY GENERAL DEL TRABAJO REVOLUCIONARIA E INTEGRAL!

¡CON LOS TRABAJADORES HACIA AL CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO-COMUNISMO!

¡VIVA LA CLASE OBRERA ORGANIZADA!

1º de mayo 2016

DIRECCION NACIONAL DE LA JUVENTUD COMUNISTA DE BOLIVIA

juventudcomunistabolivia@gmail.com

11209356_938779916174722_7403504108578803926_n

El Coraje del Pueblo (Jorge Sanjinés)

Subimos este excelente film en el cual se relata la Masacre ocurrida el 23 de junio de 1967, conocida como al Masacre de San Juan en al que fueron asesinados decenas de mineros y pobladores de Siglo XX, entre ellos varios militantes de nuestro partido, el mas conocido Rosendo garcia Masiman entonces miembro del CC del PCB. En este documental se puede oir de fondo la cancion “La noche de San Juan” escrita por el camarada NILO SORUCO.

Disfruten de una de las mejores películas realizadas en nuestro país.

Sinopsis: Filmado en el lugar de los acontecimientos, el filme reconstruye la masacre de 1942 en la que fueron asesinados los mineros bolivianos. Con un montaje fotográfico se muestran las imágenes de otras seis masacres posteriores a la de 1942, para dar paso a la reconstrucción de la última, en la noche de San Juan, en junio de 1967.

Comenzando con una breve pero muy intensa memoria de las masacres precedentes ocurridas en el país, se llega a los días anteriores a la festividad de la noche de San Juan. Víctimas sobrevivientes y testigos presenciales de los hechos relatan su experiencia. La masacre, que tenía como objetivo impedir el apoyo obrero a la guerrilla que esos días comandaba Guevara, es reconstruida minuciosamente. Los propios protagonistas se desenvuelven como actores.

Guión: Óscar Soria.

Reparto: Domitila Chungara, Vicente Verneros, Gilberto Bernal, Eusebio Gironda, Victor Hugo Baspineiro.