Archivo de la etiqueta: Movimiento Comunista Internacional

La multipolaridad: ¿dos mundos, o disputa interimperialista

 La Primera Guerra Mundial tuvo como consecuencia principal la apertura de una brecha en el frente único imperialista y la separación de Rusia del sistema capitalista mundial. Luego, como producto de la victoria del sistema socialista en la URSS, el capitalismo dejó de ser el único sistema en la economía mundial.

Zhdánov

Pável Blanco Cabrera

Primer Secretario del CC del PCMPavelBlanco1

La Segunda Guerra Mundial que culminó con la victoria antifascista impuso una nueva correlación de fuerzas en lo internacional, la cual fue construyéndose en las Conferencias de Teherán, Yalta y Potsdam y habría de concretarse en el surgimiento de la Organización de las Naciones Unidas.

Tal correlación no fue resultado de una confrontación interimperialista por reparto de territorios y mercados, por la búsqueda de una mejor posición en la pirámide imperialista, pues la naturaleza de la Segunda Guerra Mundial fue la búsqueda de la destrucción del socialismo en la URSS, lo que contó en principio con la complicidad y aval de los países involucrados en el conflicto, aún de aquellos que más tarde harían parte de los Aliados. Es conocido que Inglaterra tenía entre sus objetivos la liquidación del socialismo –“ahogar al niño en la cuna”- desde 1917, año en que triunfó la Gran Revolución Socialista de Octubre y se instauró el poder de los soviets, es decir el poder de los obreros y campesinos. EEUU esperó a ver como se definían las fuerzas[2], pero aún avanzada la guerra, entre los monopolios norteamericanos y los de Alemania Nazi se mantenían fuertes vínculos comerciales y financieros. Puede afirmarse que en general los países imperialistas tenían una sorda complicidad con los objetivos anticomunistas del fascismo alemán y las políticas guerreristas de Hitler, que aguardaban la derrota de la URSS[3] en tanto que país que construía un mundo nuevo.

La construcción socialista en la URSS era un hecho inobjetable después del derrocamiento del viejo orden; con la colectivización del campo y la industrialización, basados en el poder obrero, la socialización de los medios de producción, la planificación central, surgía una nueva sociedad que representaba el anhelo de los explotados del mundo; los obreros de todos los rincones del planeta veían la vida nueva como un ejemplo a seguir y se organizaban en consecuencia, desafiando la represión de la clase dominante. En la URSS el trabajo, la salud, la vivienda, la educación, la cultura eran garantizados para el proletariado; la emancipación de la mujer daba pasos agigantados; los niños crecían en condiciones diferentes a las de sus padres y abuelos, que habían tenido que trabajar desde temprana edad sometidos por un régimen oprobioso de semiesclavitud. La estadística no miente: la vida nueva se abría paso con la revolución proletaria, con la construcción del socialismo-comunismo, con gran optimismo a pesar de los sacrificios y dificultades provocados por la contrarrevolución interna y externa.

De manera consecuente la URSS se convirtió también en una base de apoyo para el proletariado y su lucha a escala internacional, en primer lugar, con la construcción de un país multinacional; con la forja de la Internacional Comunista,  que permitió que en buena parte del mundo se organizaran partidos comunistas acelerando positivamente la lucha de clases en el contexto de la crisis general del capitalismo que inició en 1929; se dieron por doquier estallidos revolucionarios que recibieron el firme apoyo del poder soviético: en Hungría, Turín, Shanghái, Brasil con la Columna Prestes, el triunfo del poder popular en Mongolia. Las luchas revolucionarias en China y en España Republicana contaron siempre con el apoyo de la Unión Soviética, respaldo que, enfatizamos, no se manifestaba sólo en declaraciones de solidaridad, sino en una política concreta, tangible, de vidas y bienes.

Junto con la Comintern, la KIM, la Profintern -es decir los partidos comunistas, las juventudes comunistas y la Internacional de Sindicatos Rojos-, que contribuyeron a forjar al movimiento comunista, también había un silencioso pero vital trabajo para traducir las obras del marxismo-leninismo a diferentes idiomas, proporcionando una ayuda extraordinaria a la fusión del socialismo científico con el movimiento obrero. Para los que suscribimos la tesis marxista de que las ideas pueden convertirse en fuerza material, el rol de Ediciones en Lenguas Extranjeras (y sus sucesivas denominaciones) del Instituto Marx-Engels-Lenin-Stalin de Moscú, del aparato de traducciones de la Comintern para poner los clásicos a disposición de los trabajadores del mundo, potenció fuertemente y hasta nuestros días el accionar de toda fuerza revolucionaria.

El rol de la URSS, altamente subversivo, fue comprendido por la reacción; y frente a la ola revolucionaria, el imperialismo desató la fuerza contrarrevolucionaria del fascismo, permitió el rearme de Alemania e incentivó el rol belicista de los monopolios que se expresaban políticamente en el partido Nazi y en la doctrina designada específicamente “anti-Comintern”.

El carácter de la guerra que se preparaba fue muy claro para la Internacional Comunista y sus secciones nacionales; la defensa de la URSS era la defensa del socialismo y de la perspectiva revolucionaria; se produjo en el VII Congreso un viraje táctico, expresado en el informe de Dimítrov, en esa dirección, es decir, hacer todo para la defensa de la URSS, país del socialismo, con la línea del frente popular.

En la URSS -y pueden estudiarse los materiales del XVIII Congreso del Partido Comunista Bolchevique de la URSS- hay una intensa preparación para la confrontación. El Estado soviético se ve forzado a una serie de maniobras para ganar tiempo, mejorar las condiciones para la confrontación con la maquinaría bélica del III Reich.

Si bien el campo de batalla de la Gran Guerra Patria es principalmente el territorio soviético, lo cierto es que en tanto  guerra que tiene por propósito liquidar al socialismo, la pelea se libra en varios frentes, con una estrategia unificada de los comunistas del mundo. Tanto la acción del Ejército Rojo, de los partisano soviéticos, del Partido Comunista (Bolchevique) movilizado en su totalidad, como la acción de los partisanos en toda Europa y la acción clandestina antifascista donde destacaban los comunistas (incluido el interior de Alemania nazi, donde hubo una gran resistencia), así como la lucha de los frentes populares y del movimiento obrero mundial demandando la apertura del segundo frente en Europa y la alianza antifascista, influyeron decisivamente en el curso de la guerra y en la configuración del ulterior orden de la posguerra.

Sigue leyendo

Anuncios

Sobre la necesidad de la lucha conjunta de los partidos comunistas con estrategia revolucionaria (KKE)

Por Giorgos Marinos, miembro del Buró Político del Comité Central del kkemarinos

 Εl movimiento comunista lucha en condiciones complejas y es necesario intensificar el proceso del desarrollo de las relaciones entre los partidos comunistas, el intercambio colectivo de experiencias y la acción conjunta, abrir aun más el debate sobre la necesidad de una estrategia revolucionaria que corresponda a las necesidades populares de la lucha de clases, la abolición de la explotación capitalista, la construcción de la nueva sociedad socialista-comunista.

Este proceso puede fortalecerse en la medida que fortalece la actividad independiente de los partidos comunistas y el frente ideológico y político con las llamadas fuerzas “progresistas”, de “izquierda” y los respectivos “foros” que siguen el camino de la gestión burguesa o promueven consignas para un “socialismo” que carece de base científica con el fin de atrapar a fuerzas populares.

Por supuesto, este problema no tiene que ver solamente con las fuerzas socialdemócratas de “izquierda”, sino además con los partidos que se presentan como comunistas mientras que en la práctica han sido erosionados por el oportunismo y se han entregado al concepto de la “humanización” del capitalismo, que son apoyos y parte de la socialdemocracia actual.

Tal partido no es sólo el Partido Comunista de los EE.UU. pero además son, por ejemplo, los partidos en el liderazgo del Partido de la Izquierda Europea (PIE), que es uno de los “partidos europeos”, que fueron creados bajo las reglas de la Unión Europea imperialista y respaldan su estrategia.

El debate ideológico y político decisivo con estas fuerzas es un criterio para el avance del movimiento comunista y la superación de la crisis que sufre.

La combinación de la acción conjunta y del debate para que los principios de nuestra cosmovisión correspondan con la práctica, las direcciones programáticas, la política de alianzas, la dirección de la lucha en el movimiento obrero y popular son asuntos que conciernen los partidos comunistas con referencia al Marxismo-Leninismo y que sostienen que actúan en base a estos principios.

Un asunto crucial es la adaptación de la estrategia de los partidos comunistas a la época histórica en que están luchando

No caben dudas de que la estrategia de los partidos comunistas, la dirección básica de su lucha, está determinada por el carácter de nuestra época.

En esta base es necesario examinar la contradicción fundamental (capital-trabajo asalariado), el carácter (socialista) de la revolución y las fuerzas motrices, la línea de agrupación, la política de alianzas, la dirección de la labor ideológica y política en la clase obrera para que desvíe de la orientación unilateral por la conquista de mejores condiciones de venta de la fuerza de trabajo y para que se oriente al derrocamiento de las causas de la explotación.

El desarrollo social se está moviendo hacia un nivel mayor y no puede dar pasos hacia atrás por haber ocurrido la contrarrevolución y el derrocamiento del socialismo en la Unión Soviética y en los demás países socialistas.

Esto ha sido demostrado por el propio curso del desarrollo social, la sustitución del sistema comunitario primitivo por el modo de producción esclavista, su sustitución por el feudalismo, y de éste por el capitalismo, la revolución socialista en Rusia y la construcción del socialismo, la creación del sistema socialista.

A lo largo de este curso hubo grandes conflictos sociales, victorias y derrotas de las clases dirigentes en cada circunstancia, se produjeron retrocesos pero lo que determinó fue la inevitabilidad general de la sustitución del sistema socioeconómico viejo por el nuevo.

Las propias leyes del capitalismo conducen a su desarrollo. Las semillas de las relaciones de producción capitalistas nacieron con graduaciones, con diferentes ritmos de un país a otro, en el feudalismo. Se formó y se culminó el capitalismo pro-monopolista, avanzó la concentración y la centralización del capital, nacieron los monopolios, las empresas participadas.

El capitalismo monopolista predominó y llevó a una agudización sin precedentes de la contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción capitalistas.

Por lo tanto, es necesario, que en estos asuntos cruciales, el debate de los partidos comunistas se oriente a la elaboración de una estrategia moderna y revolucionaria y una táctica que puede ser un factor flexible pero no está determinado de manera subjetiva sino que deriva de la propia estrategia, es parte de esta, está a su servicio.

Es posible que un partido comunista luche por derrocar el capitalismo, por el socialismo, que defienda verbalmente el Marxismo-Leninismo, dando batalles clasistas, pero que su estrategia esté elaborada en base a los requisitos de un período histórico anterior, que no confronte de manera objetiva el papel de los monopolios y la fase actual del desarrollo del sistema, que no plantee la contradicción fundamental entre capital y trabajo y el carácter socialista de la revolución, o incluso que determine en algunos casos la estrategia con los datos correspondientes al período del colonialismo mientras que el Estado burgués se ha desarrollado, las condiciones son diferentes.

Es decir, es posible buscar una etapa intermedia entre el capitalismo y el socialismo, considerando que esta estrategia es eficaz para concentrar fuerzas, mientras que en la práctica busca una solución en el marco del capitalismo dado que el poder y los medios de producción estarán en las manos de la burguesía y se mantendrá la explotación capitalista y la anarquía.

En la medida en que tales enfoques se teorizan y se asocian con decisiones políticas de participación o apoyo de gobiernos de gestión burguesa, las consecuencias serán muy negativas porque esto permite al sistema ahorrar tiempo, el factor subjetivo, el partido y la clase obrera se educan en una solución en el marco del capitalismo.

Los problemas del carácter de la revolución deberían haber sido resueltos desde hace años, pero debido a los acontecimientos históricos, las elaboraciones en períodos anteriores bajo la presión del oportunismo y de la socialdemocracia, predominó la etapa intermedia y la lógica de los gobiernos “antimonopolistas” en el marco del sistema.

Hoy día, tenemos la obligación de examinar con responsabilidad esta trayectoria y tomar en cuenta que incluso a mediados del siglo 19, en el corazón de las revoluciones democráticas burguesas, los clásicos del Marxismo determinaron la esencia del problema y plantearon, en la medida de lo posible, los ejes básicos de la dirección de la lucha de clases que fue completado en la práctica por Lenin con su obra teórica y con el ejemplo de la Revolución Socialista de Octubre, en 1917. Sigue leyendo

La Camarada Krupskaya contra el Trotskismo

A la dirección calumniosa de la Segunda Internacional

Por N. Krupskaya. kupskaya

“Por qué la Segunda Internacional toma a Trotski bajo su protección”

A los Trotskistas y a los Zinovievistas no les interesa el destino de las masas. Lo único que les importa es cómo tomar el poder, aunque sea con la ayuda de la Policía Secreta del Estado Alemán y de los enemigos más salvajes de la dictadura del proletariado, ansiosos por restaurar la sociedad del estado burgués y la explotación capitalista de las masas de trabajadores en el país de los Soviets.

No es por accidente que Trotski, que nunca captó el carácter esencial de la dictadura del proletariado, que nunca comprendió el papel desempeñado por las masas en la construcción del Socialismo, Trotsky, que cree que el Socialismo puede ser construido con órdenes desde arriba, optase por la vía de organizar actos terroristas contra Stalin, Voroshilov y otros miembros del Buró Político que están ayudando a las masas a construir el Socialismo.

No ha sido por casualidad que el inescrupuloso bloque en torno a Kamenev y Zinoviev se haya juntado a Trotski, paso a paso, hacia el fondo del abismo de la traición de la causa de Lenin, de la causa de las masas trabajadoras, de la causa del Socialismo.

Trotski, Zinoviev, Kamenev y toda su banda de asesinos, trabajaron codo a codo con el fascismo alemán y formaron una alianza con la Policía Secreta del Estado alemán. A partir de aquí es que todo el país exige unánimemente: “¡Estos perros rabiosos deben ser fusilados!” Ellos han querido crear confusión en las masas. Han querido disparar al Camarada Stalin, el corazón y el cerebro de la revolución, Y fallaron. La banda miserable de canallas ha sido ejecutada. Las masas se han unido más estrechamente en torno al C. C.; su lealtad a Stalin es más fuerte que nunca.

Tampoco es accidental que la Segunda Internacional se comporte como si hubiera enloquecido, y se apresure a proteger la banda asesina de Trotski-Zinoviev que se esfuerza en desintegrar el Frente Popular. De Brouckere, Citrine y sus compañeros, perdonan todas las fechorías cometidas por los enemigos de la clase trabajadora de la Unión Soviética, contra el Partido y sus líderes. En el aullido antisoviético levantado por la burguesía mundial, la voz del la Segunda internacional es la más alta. La Tercera Internacional nació de la lucha contra la Segunda Internacional. Con la ayuda de los renegados, Katusky y su comparsa, la Segunda Internacional llevó a cabo una salvaje campaña difamatoria dirigida contra la dictadura del proletariado, contra el poder Soviético. La Segunda Internacional pretende extenuar y derrotar el orden capitalista lanzando arena a los ojos de las masas trabajadoras. Por lo tanto, ahora apoya al agente de la Policía Secreta del Estado Alemán, Trotski. Pero la tentativa ha sido un fracaso. Nuestra tierra soviética se ha vuelto poderosa y alza cada vez más alto las banderas del Comunismo. Con paso seguro avanza continuamente por el camino indicado por Marx, Engels y Lenin. Ni los trotskistas, ni los partidarios de Zinoviev, ni la Segunda Internacional, tendrán éxito en esconder este hecho y en lanzar arena a los ojos de las masas. La tensa situación en el escenario internacional y la amenaza de un peligro de guerra aumentará la vigilancia de los trabajadores e incrementará y fortalecerá el Frente Popular de las masas trabajadoras del mundo entero.

SALUDOS AL SEGUNDO CONGRESO DE LA FEDERACIÓN DE JÓVENES COMUNISTAS DE MÉXICO

Estimados Camaradas de la Federación de Jóvenes Comunistas de reciban un saludo fraterno y revolucionario de la Dirección Nacional y de toda la militancia de la JUVENTUD COMUNISTA DE BOLIVIA.

 Queremos expresar a nombre de toda nuestra militancia nuestro más caluroso saludo a las distintas delegaciones provenientes de todos los rincones de México y a la dirección saliente de la FEDERACIÓN DE JÓVENES COMUNISTAS DE MÉXICO, estos dos días del evento congresal darán por finalizado una serie de trabajos y discusiones  desplegadas por la  militancia juvenil comunista mexicana llegando al objetivo:  la realización de su Segundo Congreso Nacional, evento máximo y final de meses de arduo trabajo organizacional, político e ideológico.

 Nos encontramos en momentos críticos, producto de la crisis económica del sistema capitalista en las cuales se vienen desarrollando conflictos inter imperialistas que desembocan en la lucha por mercados y dominio de las riquezas naturales, las cuales generan desde guerras contra países como en el caso de Siria lo cual ha demostrado la cara real del imperialismo, financiando a grupos de mercenarios para ocupar un país estratégico política, económica y geográficamente, también podemos ver cómo van creciendo las organizaciones fascistas especialmente en Europa donde se viene dando el desmantelamiento de las conquistas de los trabajadores y se necesita organizaciones de carácter represivo  para contener y reprimir a los trabajadores que luchan por mantener sus derechos, otra vez la crisis  recae sobre los hombros de la clase obrera.

 Ante este panorama en el cual los trabajadores y los jóvenes sufren la más brutal precarización de sus condiciones laborales, y el desempleo ataca a la mayor parte de la juventud, es necesario  que los comunistas convirtamos la rabia de la juventud  hacia un sistema que lo oprime y destruye, en conciencia política y social de que otra sociedad es posible y necesaria y que esta solo viene con la lucha política por el socialismo-comunismo.

   Para que nuestra lucha sea eficaz es necesaria una lucha sin tregua contra el oportunismo y el revisionismo, que vienen dándose como un fenómeno en la actualidad en el movimiento comunista internacional. Desenmascarar el oportunismo tal como lo hicieran Lenin, Stalin y los bolchevique en los debates de la II y III Internacional es una tarea necesaria y urgente.

 Sin duda la clase obrera, los jóvenes trabajadores y las distintas capas populares tienen en el Partido Comunista de México (PCM)  y la Federación de Jóvenes Comunistas (FJC)  su vanguardia ideológica, política y orgánica  para construir la sociedad anhelada por el pueblo mexicano: el socialismo – comunismo.

 Camaradas reciban un abrazo fraterno de toda la militancia de la Juventud Comunista de Bolivia, les deseamos éxitos en las deliberaciones y debates que se darán estos dos días en su congreso, reafirmamos una vez más los lazos de hermandad y afinidad ideológica entre nuestra organización la Juventud Comunista de Bolivia y la Federación de Jóvenes Comunistas (FJC) de México.

 ¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO!

 ¡VIVA LA FEDERACION DE JOVENES COMUNISTAS!

 Por la Dirección Nacional de la Juventud Comunista de Bolivia

 DSC_0002 (FILEminimizer)

 

Declaración del Secretario General de la FSM ante el fallecimiento de Fidel Castro

Declaración del Secretario General de la FSM, G. Mavrikos sobre la muerte de Fidel Castro.

Inmortal para siempre

Por parte de los 92 millones de la FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL, expreso hacia el pueblo cubano,el CTC, el liderazgo del Estado y del Partido de Cuba Socialista, las verdaderas condolencias desde lo más profundo de nuestros corazones por la muerte del inmortal Comandante Fidel. Fue el líder que junto con el Che, junto con todos sus camaradas, lucharon y derrotaron a los imperialistas así como a sus instrumentos.

Para la FSM el honor más grande fue la presencia del Comandante Fidel en sus Congresos y su discurso significativo ante los delegados durante el 10o Congreso de la FSM.

Para la Clase Obrera Mundial quedará siempre INMORTAL.

Fidel resignation

EL OPORTUNISMO EN LA SENDA DEL COMUNISMO

Por Miguel Urbano Rodrigues

El cuarto eh-miguel_urbanonúmero de la Revista Comunista Internacional -editada por órganos teóricos de once partidos revolucionarios- es una valiosa contribución para la comprensión de las amenazas y problemas que afectan hoy a nivel mundial la lucha de los partidos comunistas.

El tema central de la mayoría de los artículos desta edición es el análisis del oportunismo y de su significado político-ideológico. En las últimas décadas su papel en la socialdemocratización de partidos comunistas que abandonaron el marxismo-leninismo fue decisivo.

En el ensayo de abertura de la revista, Herwig Lerouge, del Partido del Trabajo de Bélgica, destaca las nefastas consecuencias de la acción del Partido de la Izquierda Europea (PEE) en la anestesia, más exactamente en la neutralización, de la combatividad de amplios sectores de la clase obrera en países de la Unión Europea. El Partido Comunista Francés (PCF) y la Rifondazione Comunista Italiana (PRC) -creada tras la transformación del PCI en un partido socialdemocrata- sustentan que es posible alcanzar el socialismo por la vía parlamentaria. Fausto Bertinotti, que fue presidente del PEE, retomó viejas tesis de Edward Bernstein al afirmar que «el movimiento de los movimientos» podrá ser el motor del camino al socialismo.

El Die Linke, el Partido de la Izquierda Alemana- que resultó de la fusión doel PDS de la ex-RDA con el WASG de los disidentes del SPD de la Alemania Occidental -adepto desta tesis, hizo grandes promesas a los trabajadores  y trabajadoras , pero, tras algunos éxitos iniciales, no las cumplió y entró en un rápido declive. En la década en que fue cogobierno de la ciudad de Berlín con el SPD se convirtió en cómplice en la privatización de más de 100.000 apartamentos sociales, cerró guarderías, recortó indemnizaciones, privatizó transportes públicos.

Los hechos demuestran que la participación de partidos comunistas (ou ex-comunistas) en gobiernos «socialistas» no frena las privatizaciones. El gobierno de la gauche plurielle, en Francia privatizó, además con el apoyo del PCF, más empresas de que las privatizadas durante los gobiernos de Balador y Juppé, ambos primeros-ministros de la derecha.

Actualmente, el «socialista» François Hollande no duda en asumir mas abiertamente que el propio Obama la defensa de agresiones militares imperialistas. En el ataque a LIbia y en el caso de Siria, por ejemplo.

En Grecia, la Syriza -amalgama de ex-trotskistas, de ex-maoistas y de tránsfugas del KKE- abandonó todas las referencias al marxismo y se abstiene de responsabilizar al capitalismo por la actual crisis mundial, que define como consecuencia de errores del neoliberalismo. En su ambiguo programa promete revocar las medidas mas duras impuestas por la troika, pero sus propuestas se insiren en un proyecto de compromisos com la burguesía y el imperialismo. Nada que alcance a los banqueros y a la estructura represiva de las fuerzas armadas. No se opone tampoco a la permanencia de Grecia en la OTAN.

En su lucida intervención en el XV Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros en Lisboa, Giorgos Marinos, del KKE, retiró la máscara al partido de Alexis Tsipras.

«La verdad -afirmó– es que la Syriza como formación oportunista que se desarroló en uno de los pilares de la socialdemocracia es apoyado por sectores de la clase burguesa, es una defensora del capitalismo y de la Unión Europea. Es un partido que elogió la linea política de Obama como progresista y promovió el mito de que un nuevo viento soplaba en Europa para los trabajadores con la elección de Hollande».

Juzgo útil recordar que el Bloco de Esquerda (BE) es en Portugal (con el Partido Socialista) un defensor entusiasta de la estrategia de la Syriza. Francisco Louçã, su ex-coordinador, inclusive participó en Atenas en un mítin del partido de Alexis Tsipras. Tal como su aliado, el BE, nacido de la fusión de la UDP, maoista, con el PSR trotskista, también se abstiene hoy de referencias al marxismo.

La metamorfosis del partido comunista de España

Importante es también el artículo en la Revista Comunista de Raúl Martinez y Astor García, dirigentes del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).

Recuerdan que el Partido de la Izquierda Europea (PEE) fue concebido para funcionar como «polo oportunista de dimensión continental y fuerza para la colaboración de clases en el ámbito de la Unión Europea».

Ha cumplido bien ese papel. En l976, en Berlín Occidental, los Partidos Comunistas de España, Francia e Itália adherieron a una plataforma eurocomunista «en la cual –subrayan- tenía un papel determinante el apoyo al proceso de formación de una unión interimperialista europea».

Y en su IX Congreso, en l978, el PCE decidió romper con el marxismo-leninismo y adoptar el eurocomunismo como su ideología.

En l988, en el XII Congreso, Julio Anguita, en aquel momento secretario general, definó con transparencia el rumbo del PCE: «Es por tanto necesaria una transformación de la Comunidad Europea. Para realizarla apostamos en la construcción de amplias alianzas, a partir del movimiento obrero y otras fuerzas sociales de progreso, sustentadas en el terreno político por la convergencia de partidos comunistas, socialistas, socialdemocratas, laboristas y verdes»

Es transparente la apología de una estrategia incompatible con el marxismo.

Hoy, en un contexto histórico diferente, cabe al Partido de la Izquierda Europea, heredero del revisionismo, ser el ejecutor de esa estrategia que privilegia la función de los parlamentos, y renuncia a la lucha de clases

En la práctica, las «amplias frentes de izquierda» preconizadas por el PEE conducen a alianzas con la burguesía que subalternan los partidos comunistas y los convierten en instrumentos de una política reformista que niega su función revolucionaria.

La Unión Europea ideada por el PEE sería –cito nuevamente a Raúl Martinez y García- “la negación de todo lo que se relaciona con la construcción del socialismo, rechando   de plano las tradiciones revolucionarias, en oposicion abierta al socialismo científico, la lucha de clases y la revolución socialista».

Robert Hue, ex-secretario del PCF, descendió a la bajeza de afirmar que todo en la Unión Soviética fué negativo.

La obra devastadora del oportunismo en los partidos comunistas de América

Bajo el título «Algunos rasgos del oportunismo en América», Pavel Blanco Cabrera, primer secretario del Partido Comunista de México, y Héctor Colío Galindo, también dirigente del PCM, presentan, también en el último número de la Revista Comunista Internacional, una reflexión integral sobre las consecuencias devastadoras de la acción del oportunismo, del reformismo y del revisionismo en los partidos comunistas de América.

Afirmando que la ausencia de un frente ideológico contra el oportunismo configura una amenaza para los partidos comunistas, evocan la destructora herencia del browderismo en América Latina.

Las tesis de Earl Browder, un precursor del eurocomunismo, contribuyeron en los años 40 del siglo pasado a la neutralización de muchos partidos comunistas de América Latina.

Además dejaron semillas. Hoy, Sam Web, presidente del PC de los Estados Unidos, defiende su transformación en una organización inofensiva, casi una fuerza auxiliar del Partido Democrata, una especie de «club ideológico».

La denominada latinoamericanización del marxismo -cito a Pável y Héctor- «tiene mucho en común con operaciones corrosivas como las de Santiago Carrillo, los eurocomunistas, y el marxismo occidental».

Académicos aventureros y oportunistas como el alemán-mexicano H. Dieterich y el irlandês-mexicano John Holloway tienen sembrado la confusión; invocan el marxismo, pero realmente lo combaten.

En universidades prestigiosas de América Latina se convirtió casi una moda hacer apología del llamado «socialismo del siglo XXI» para atacar el marxismo-leninismo definido como una «ideología estatal soviética» que califican de obsoleta. Subestimar los efectos desas campañas es un error. Establecen confusión em medios progresistas. Sobretodo en Venezuela; pero hasta en Cuba provoca estragos.

Las políticas que subalternan la lucha por el socialismo -encarandola como tarea posterior y remota -como habían hecho Bernstein y Kautsky- atribuyen en la práctica prioridad a las reformas en el marco institucional, admitiendo que se puede llegar al gobierno por la vía electoral. Som políticas entreguistas. Marinos no exagera al afirmar que esa atitud «degrada el propio objetivo estratégico, el objetivo que determina las tácticas, la postura de los partidos comunistas como un todo, su trabajo en el movimento obrero y popular, su política de alianzas».

El oportunismo se manifiesta, no olvidemos, de maneras diferentes, surgiendo a veces con máscara socialista.

Consciente desa realidad, Pável Blanco Cabrera y Héctor Colío, en su demolidora crítica al oportunismo y al revisionismo, alertan sobre la confusión que provoca el concepto del  llamado «socialismo de mercado chino».

La tesis fue formulada por Deng Xiao ping, pero, mucho antes, Mao Tse tung, en um marco  diferente, defendió la viabilidad de alianzas de partidos comunistas con un sector de la burguesía nacional supuestamente patriótico cuyos intereses no coinciden com los del imperialismo. El resultado desas alianzas ha sido desastroso, pero la tesis continua a ser una fuente de ilusiones. Algunos pueblos pagaron ya un alto precio por ese tipo de alianzas.

Me identifico con Pável Blanco y Héctor Colío cuando escriben:

«En tal política de alianzas, el rol de la clase obrera y los partidos comunistas que en ella participan es subordinado; es un problema arriesgado, pues la independencia de clase y la autonomía del partido dejan de ser las tareas prioritarias, el deber inclaudicable; dejan de ser organizaciones militantes y se transforman en agrupaciones de afiliados para las que el socialismo se vuelve una opción distante, y que al fijar una etapa intermedia de larga duración las coloca en la colaboración de clases, los pactos sociales y en un parlamentarismo funcional al progresismo, que es una forma de gestión del capitalismo».

Enuncian una evidencia al salientar que la denuncia firme del oportunismo, inseparable del revisionismo, es una exigencia apremiante en la lucha de los partidos comunistas revolucionarios.

Ya Lenin decía que «la lucha contra el imperialismo es una frase vacía y falsa si no está indisolublemente ligada a la lucha contra el oportunismo».

Pero si el reformismo, tolerado o erigido en opción estratégica, debe ser condenado, cualquiera que sea su modalidad, porque no representa una amenaza para el capitalismo, y le garantiza, al contrario, por ser inofensivo, la sobrevivencia- ¿que hacer, entonces? ¿Como invertir la actual correlación de fuerzas favorable al imperialismo? ¿Cual es la alternativa al sistema de poder impuesto a la Humanidad?

Esbozar por lo menos una tentativa de respuesta a esas preguntas no es el objetivo deste nada pretencioso comentario al número de la Revista Comunista Internacional dedicado a la denuncia del fenómeno del oportunismo que amenaza a nivel mundial los partidos comunistas.

Como comunista sé que el capitalismo, condenado, no está em vísperas de ser erradicado. No viviré ese día. Pero es inabarcable mi convicción que la alternativa al monstruoso sistema de exploración del hombre por el hombre será el socialismo. No está inminente ese gran acontecimiento. Ni definidos sus contornos ,  asimiladas a las lecciones de muchos y graves errores (y desvíos) cometidos en el marco de las experiencias socialistas ensayadas por la humanidad.

Pero es falso, perverso y desmobilizador el discurso de la burguesía sobre la inexistencia de alternativas al capitalismo. La socialdemocracia, farisaica, pretende que el capitalismo es humanizable y cuenta con la complicidad del oportunismo de múltiples matizes.

Mienten. Por su esencia y objetivos, el capitalismo es incompatible con las aspiraciones del  ser humano-Tendrá que ser destruido.

Creo que será la convergencia de múltiples luchas de muchos pueblos bajo el liderazgo de los partidos comunistas como  vanguardias revolucionarias,  que contribuirá decisivamente para el final del capitalismo, abriendo las alamedas de un futuro socialista, en la fidelidad  a las enseñanzas del marxismo-leninismo .

La  senda que conduce al comunismo es larga y dificilísima de recorrer, batallando. La meta a alcanzar, encuanto existió la Unión Soviética, parecía próxima. Ilusión. Hoy sabemos que es largo el camino a recorrer, sembrado de obstáculos de difícil superación.El discurso retórico no ayuda.

discurso retórico no ayuda.

Vila Nova de Gaia, 23 de noviembre de 2013

PAZ EN COLOMBIA: Acuerdo sobre Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de Armas, Garantías de Seguridad y Refrendación

f5b95525832f3712e665bb57dba370d3_L

Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP queremos anunciar que hemos llegado a acuerdos en los siguientes puntos:

1. Acuerdo sobre “Cese al fuego y de hostilidades bilateral y Definitivo y Dejación de Armas”

2. Acuerdo sobre “Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.”

3. Acuerdo sobre “Refrendación”

I. Acuerdo sobre Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas

1.  Compromisos

El Gobierno Nacional y las FARC-EP expresan su compromiso de contribuir al surgimiento de una nueva cultura que proscriba la utilización de las armas en el ejercicio de la política y de trabajar conjuntamente por lograr un consenso nacional en el que todos los sectores políticos, económicos y sociales, nos comprometamos con un ejercicio de la política en el que primen los valores de la democracia, el libre juego de las ideas y el debate civilizado; en el que no haya espacio para la intolerancia y la persecución por razones políticas. Dicho compromiso hace parte de las garantías de no repetición de los hechos que contribuyeron al enfrentamiento armado entre los colombianos por razones políticas.

Por último, el Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometen con el cumplimiento de lo aquí acordado en materia de Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las armas, para lo cual elaborarán una hoja de ruta que contenga los compromisos mutuos para que a más tardar a los 180 días luego de la firma del Acuerdo Final haya terminado el proceso de dejación de armas.

2. Objetivo

El presente Acuerdo sobre Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas tiene como objetivo la terminación definitiva de las acciones ofensivas entre la Fuerza Pública y las FARC-EP, y en general de las hostilidades y cualquier acción prevista en las Reglas que Rigen el CFHBD, incluyendo la afectación a la población, y de esa manera crear las condiciones para el inicio de la implementación del Acuerdo Final y la Dejación de las armas y preparar la institucionalidad y al país para la Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil.

3. Monitoreo y Verificación

Acordamos crear un Mecanismo de Monitoreo y Verificación que será un mecanismo tripartito, integrado por representantes del Gobierno Nacional (Fuerza Pública), de las FARC-EP, y un Componente Internacional consistente en una misión política con observadores no armados de la ONU integrada principalmente por observadores de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El Componente Internacional preside en todas las instancias el Mecanismo de Monitoreo y Verificación y está encargado de dirimir controversias, presentar recomendaciones y generar reportes.

Respecto a la Dejación de las Armas el Componente Internacional la verifica en los términos y con las debidas garantías establecidas en los protocolos del Acuerdo.

4.  Adaptación de los dispositivos en el terreno 

A partir del día D+1 la Fuerza Pública reorganizará el dispositivo de las tropas para facilitar el desplazamiento de las estructuras de las FARC-EP a dichas Zonas y para el cumplimiento del Acuerdo sobre el Cese al fuego y Dejación de las Armas.

Por su parte a partir del día D+5, las distintas misiones, comisiones y Unidades Tácticas de Combate (UTC) de los frentes de las FARC-EP se desplazarán hacia dichas Zonas previamente acordadas, siguiendo las rutas de desplazamiento establecidas de común acuerdo entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

5. Zonas Veredales Transitorias de Normalización (en adelante “Zonas”). 

El Gobierno Nacional y las FARC-EP acordamos establecer 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización y 8 Campamentos.

Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización tienen como objetivo garantizar el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas e iniciar el proceso de preparación para la Reincorporación a la vida civil de las estructuras de las FARC-EP en lo económico, lo político y lo social de acuerdo con sus intereses.

Estas Zonas son territoriales, temporales y transitorias. Cada Zona contará con Equipos de Monitoreo Local. Tendrán facilidades de acceso por vía carreteable o fluvial; sus límites corresponden a los de la vereda donde se ubican; pudiendo ser ampliados o reducidos por mutuo acuerdo dependiendo del tamaño de la vereda, tendrán una extensión razonable que permite el monitoreo y verificación y el cumplimiento de los objetivos de las Zonas, fijando como referente accidentes geográficos o características del terreno.

La salida de combatientes de las FARC-EP de los campamentos se hará sin armas y de civil.

El Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometen a que la implementación de este Acuerdo se realice sin ninguna limitación en el normal funcionamiento de las autoridades civiles no armadas, en el desenvolvimiento de la actividad económica, política y social de las regiones, en la vida de las comunidades, en el ejercicio de sus derechos; así como en los de las organizaciones comunales, sociales y políticas que tengan presencia en los territorios.

Las autoridades civiles (no armadas) que tengan presencia en las Zonas permanecen y continuarán ejerciendo sus funciones en las mismas, sin perjuicio de lo acordado en el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo. Las Zonas no pueden ser utilizadas para manifestaciones de carácter político.

Los (as) integrantes de las FARC-EP que en virtud de la ley de amnistía hayan sido beneficiados con la excarcelación, y así lo deseen, se integran a dichas zonas para seguir el proceso de reincorporación a la vida civil. Para este fin, dentro de las Zonas se organizan sitios de estadía por fuera de los campamentos.

Durante la vigencia del Acuerdo sobre CFHBD y DA; las FARC-EP designa un grupo de 60 de sus integrantes (hombres y mujeres) que pueden movilizarse a nivel nacional en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz.

Así mismo, por cada Zona, las FARC-EP, designa un grupo de 10 de sus integrantes que puede movilizarse a nivel municipal y departamental en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz. Para estos desplazamientos los integrantes de las FARC-EP cuentan con las medidas de seguridad acordadas con el Gobierno Nacional.

En los campamentos no habrá ni podrá ingresar población civil en ningún momento.

Durante la vigencia de las zonas se suspenderá el porte y la tenencia de armas para la población civil dentro de dichas Zonas.

En caso de presentarse dentro de una Zona algún hecho o circunstancia que requiera la presencia de la Policía Nacional o cualquier otra autoridad armada del Estado se hace informando al Mecanismo de Monitoreo y Verificación, para que coordine el ingreso de acuerdo con los protocolos acordados por el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

La ubicación de los campamentos dentro de las Zonas se hará de forma que el Mecanismo de Monitoreo y Verificación pueda ejercer su función.

En desarrollo del proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de sus combatientes, las FARC-EP en coordinación con el Gobierno Nacional, podrán realizar dentro de las Zonas todo tipo de capacitación de los integrantes de las FARC-EP en labores productivas, de nivelación en educación básica primaria, secundaria o técnica, de acuerdo con sus propios intereses, jornadas de cedulación y demás actividades de preparación para la reincorporación y otras actividades necesarias para facilitar el tránsito a la legalidad de las FARC-EP.

6.  Zona de Seguridad 

Alrededor de cada Zona se establece una Zona de Seguridad donde no podrá haber unidades de la Fuerza Pública, ni efectivos de las FARC-EP con excepción de los equipos de monitoreo y verificación acompañados de seguridad policial cuando las circunstancias así lo requieran. El ancho de la Zona de Seguridad será de 1 kilómetro alrededor de cada Zona.

7. Seguridad 

El Gobierno Nacional y las FARC-EP definirán conjuntamente unos protocolos de seguridad, que permitirán, de manera integral, minimizar las potenciales amenazas que pueden afectar o vulnerar las personas y bienes comprometidos en el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas.

Las condiciones de seguridad implementadas garantizarán la protección de los integrantes del equipo de monitoreo y verificación, los miembros de las FARC-EP, los delegados del Gobierno Nacional, la Fuerza Pública y demás intervinientes en el proceso. Así como, la coordinación de los movimientos y los dispositivos en el terreno.

El Gobierno Nacional a través de la Fuerza Pública continuará garantizando las condiciones de convivencia y seguridad de la población civil durante este proceso.

8. Dejación de las Armas (DA).

Consiste en un procedimiento técnico, trazable y verificable mediante el cual la ONU recibe la totalidad del armamento de las FARC-EP para destinarlo a la construcción de 3 monumentos, acordados entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

La Dejación de las Armas por parte de las FARC-EP se desarrollará en dos tiempos, denominados Control de Armamento y Dejación de las armas, que integran los siguientes procedimientos técnicos: registro, identificación, monitoreo y verificación de la tenencia, recolección, almacenamiento, extracción y disposición final.

9. Procedimiento

Con la Firma del Acuerdo Final inicia el proceso de Dejación de las Armas de las FARC-EP, que incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable, y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial y en tres fases así: 1 Fase: D+90, el 30%; 2 Fase: D+120, el 30%; y 3 Fase: D+150, 40% restante, según la hoja de ruta (cronograma de eventos) acordada por el Gobierno Nacional y las FARC-EP que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final.

Las FARC-EP contribuirá por diferentes medios, incluyendo el suministro de información, con la limpieza y descontaminación de los territorios afectados por minas antipersonal (MAP), artefactos explosivos improvisados (AEI), y municiones sin explotar (MUSE) o restos explosivos de guerra (REG) en general, teniendo en cuenta lo acordado en los puntos 4 y 5 y lo que se acuerde en el punto de Reincorporación a la vida civil en cuanto a la participación de las FARC-EP en la acción contra minas.

Para garantizar el control efectivo del armamento en cada Zona se determinará un solo punto de almacenamiento, dentro de uno de los campamentos, en donde estarán ubicados los contenedores bajo el monitoreo y verificación permanente del Componente Internacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, de acuerdo con los protocolos concertados entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

Recibido el armamento el día D+150, a más tardar el día D+180 finalizará el proceso de extracción de las armas por parte de Naciones Unidas, conforme a los procedimientos acordados para esta materia y certificará el cumplimiento de este proceso procediendo a comunicarlo al Gobierno Nacional y a la opinión pública.

El día D+180 se da por terminado el funcionamiento de estas Zonas y el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo.

El Mecanismo de Monitoreo y Verificación certificará y comunicará cada una de las fases del procedimiento de dejación de armas antes descrito.

Por último, sobre la base del acuerdo que hemos anunciado el día de hoy y en el marco de la Resolución 2261, el Gobierno Nacional y las FARC-EP solicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas que se pongan en marcha todos los preparativos necesarios para el despliegue de la Misión Política Especial, de manera que se pueda avanzar en la implementación del presente acuerdo.

II. Acuerdo sobre “Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores/as de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz” 

Este acuerdo está dirigido a brindar protección y seguridad a todos los habitantes del territorio nacional; medidas de protección a las colectividades, los movimientos y organizaciones sociales y de derechos humanos en los territorios; garantías para el ejercicio de la política a los movimientos y partidos políticos, especialmente a los que ejerzan oposición, al movimiento político que surja del tránsito de las FARC-EP a la actividad política legal y a los integrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación a la vida civil.

Adicionalmente contempla la implementación de las medidas necesarias para intensificar con efectividad y de forma integral las acciones contra las organizaciones y conductas criminales objeto de este acuerdo que amenacen la construcción de la paz. El acuerdo incluye igualmente medidas para el esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo en complemento a lo ya acordado en el punto 5.

El acuerdo de garantías de seguridad, se basa en los siguientes principios:

1.       Respeto, garantía, protección y promoción de los derechos humanos.

2.       Asegurar el monopolio legítimo de la fuerza y del uso de las armas por parte del Estado en todo el territorio

3.       Fortalecimiento de la administración de justicia

4.       Asegurar el monopolio de los tributos por la Hacienda Pública

5.       Enfoque territorial y diferencial

6.       Enfoque de género

7.       Coordinación y corresponsabilidad institucional

8.       Participación ciudadana

9.       Rendición de cuentas

10.   Garantías de No Repetición

Para cumplir con estos propósitos, el Gobierno Nacional y las FARC-EP, se comprometen a:

·         El Gobierno Nacional garantizará la implementación de las medidas necesarias para intensificar con efectividad las acciones contra las organizaciones y conductas criminales objeto de este acuerdo que amenacen la construcción de la paz. Además asegurará la protección de las comunidades en los territorios, que se rompa cualquier tipo de nexo entre política y uso de las armas, y que se acaten los principios que rigen toda sociedad democrática.

·         Las FARC-EP por su parte asumen el compromiso de contribuir de manera efectiva a la construcción y consolidación de la paz, en todo lo que resulte dentro de sus capacidades, a promover los contenidos de los acuerdos y al respeto de los derechos fundamentales.

Las medidas de seguridad y protección que define el acuerdo se han construido sobre cinco pilares fundamentales con un enfoque dimensional:

1.       Un Pacto Político Nacional y desde las regiones con los partidos y movimientos políticos, los gremios, la sociedad organizada y en general las fuerzas vivas de la nación para que nunca más se utilicen las armas en la política ni se promuevan organizaciones violentas como el paramilitarismo. Este pacto buscará la reconciliación nacional y la convivencia pacífica.

2.       Una Comisión Nacional de Garantías de Seguridad que será presidida por el Presidente de la República y tendrá como objeto el diseño y el seguimiento a la política pública y criminal en materia de desmantelamiento de cualquier organización o conducta de que trata este acuerdo. La Comisión también armonizará dichas políticas para garantizar su ejecución.

3.       Una Unidad Especial de Investigación dentro de la Fiscalía General de la Nación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo de conformidad con lo establecido en el numeral 74 del acuerdo sobre la Jurisdicción Especial para la Paz. Esta Unidad contará con una unidad especial de policía judicial con expertos en distintas materias.

4.       En desarrollo de lo acordado en el punto 2 “Participación Política”, la creación del Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política que desarrollará un modelo de garantías de derechos ciudadanos y protección para los movimientos y partidos políticos, incluyendo el movimiento o partido político que surja del tránsito de las FARC-EP a la vida civil, organizaciones sociales, de derechos humanos y las comunidades en los territorios. El Sistema incluye la creación en la Unidad Nacional de Protección de un cuerpo mixto de protección para los integrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación a la vida civil.

5.       Un Programa Integral de Seguridad y Protección para las comunidades y organizaciones en los territorios que tendrá como propósito la definición y adopción de medidas de protección integral para las organizaciones, grupos y comunidades en los territorios.

El acuerdo incluye adicionalmente las siguientes medidas complementarias:

·         El diseño y puesta en marcha de una política de sometimiento a la justicia para las organizaciones objeto de este acuerdo.

·         La activación de un cuerpo élite de la Policía Nacional como instrumento para desarticular las organizaciones criminales objeto del acuerdo.

·         Instrumento de prevención y monitoreo de las organizaciones criminales: es un sistema de anticipación y prevención para la reacción rápida, que está orientado a garantizar una mejor identificación de las amenazas en los territorios y una acción con mayor impacto de la Fuerza Pública para contener esas amenazas.

·         Medidas de prevención y lucha contra la corrupción: dirigidas a fortalecer la transparencia institucional.

III. Acuerdo sobre “REFRENDACIÓN”

El gobierno de Colombia y las FARC-EP, para zanjar las diferencias surgidas hasta la fecha sobre el tema aludido, en el día de hoy, en desarrollo de la agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, hemos convenido acoger como fórmula de convergencia la decisión que profiera la Corte Constitucional sobre los alcances del Proyecto de Ley Estatutaria No. 156 de 2015 Cámara, 94 de 2015 Senado, en el espíritu hasta ahora anunciado y en esa medida aceptamos el mecanismo de participación popular que la Corte indique y en los términos que ese alto tribunal señale.