Archivo de la etiqueta: Homenajes

Discurso de Stalin al fallecimiento del camarada Lenin

Discurso del camarada Stalin, pronunciado en el 2º Congreso de los Soviets de la URSS, tras el fallecimiento del camarada Lenin.StalinconKaganovichMaoBulganinVishinskyJruschov-Dic1949

26 de Enero de 1924.

CAMARADAS:

Nosotros, los comunistas, somos hombres de un temple especial. Estamos hechos de una trama especial. Somos los que forman el ejército del gran estratega proletario, el ejército del camarada Lenin. No hay nada más alto que el honor se pertenecer a este ejército. No hay nada superior al título de miembro del Partido, cuyo fundador y jefe es el camarada Lenin.

No es dado a todos ser miembros de tal Partido. Los hijos de  la clase obrera, los hijos de la miseria y de la lucha, los que sufren las privaciones más duras y realizan los esfuerzos más heroicos, éstos son los que, ante todo, deben ser miembros de este Partido. Es por esto por lo que el Partido de los leninistas, el Partido de los comunistas se llama el Partido de la clase obrera.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN NOS LEGO EL DEBER DE MANTENER EN ALTO Y CONSERVAR  EN TODA SU PUREZA EL GRAN TITULO DE MIEMBRO DEL PARTIDO. 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE EJECUTAREMOS CON HONOR ESTE MANDATO!

Durante 25 años, el camarada Lenin educó a nuestro Partido e hizo de él el Partido obrero más sólido y mejor templado del mundo. Los golpes del zarismo y de sus pretorianos, la rabia furiosa de la burguesía y de los terratenientes, los asaltos amados de Kolchak y de Denikin, la intervención armada de Inglaterra y de Francia, las mentiras y las calumnias de la prensa burguesa y de sus innumerables órganos, todos a lo largo de un cuarto de siglo. Pero nuestro Partido seguía erguido como una roca, rechazando los golpes innumerables de sus enemigos y llevando a la clase obrera adelante, hacia la victoria. Es en combates duros en los que nuestro Partido forjó la unidad y la cohesión de sus filas. Y gracias a esa unidad y a esa cohesión consiguió vencer a los enemigos de la clase obrera.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN NOS LEGO EL DEBER DE VELAR POR LA UNIDAD DE NUESTRO PARTIDO COMO POR LAS NIÑAS DE NUESTROS OJOS. 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE EJECUTAREMOS CON HONOR TAMBIÉN ESTE MANDATO!

El destino de la clase obrera es penoso, insoportable. Pesados y crueles son los sufrimientos de los trabajadores. Esclavos y amos, siervos y señores, campesinos y terratenientes, obreros y capitalistas, oprimidos y opresores; es así como estaba constituido el mundo durante siglos, y así como sigue todavía hoy en la enorme mayoría de los países. Decenas y centenas de veces, los trabajadores intentan, en el curso de los siglos, librase de la dominación de sus opresores y hacerse dueños de sus destinos. Pero cada vez, vencidos y humillados, tuvieron que batirse en retirada y guardar en el fondo del corazón la humillación y la ofensa, la desesperación y la ira; levantar los ojos hacia el cielo desconocido donde esperaban encontrar la salvación. Las cadenas de la esclavitud quedaban enteras  eran reemplazadas por otras, igualmente pesadas y humillantes. Es solamente en nuestro país donde las masas trabajadoras oprimidas y aplastadas consiguieron librarse de la dominación de los terratenientes y de los capitalistas y reemplazarla por la de los obreros y los campesinos, Vosotros sabeís, camaradas, y el mundo entero lo reconoce hoy, que aquella lucha gigantesca fue dirigida por el camarada Lenin y su Partido.

La grandeza de Lenin consiste, ante todo, en haber mostrado concretamente a las masas oprimidas del mundo entero, al crear la República de los Soviets, que la esperanza en la salvación no está perdida, que la dominación de los terratenientes y de los capitalistas no es eterna, que el reino del trabajo puede ser creado por los esfuerzos de los mismos trabajadores u que es preciso instituirlo en la tierra y no en el cielo. Con esto, encendió el ánimo de los trabajadores y de los campesinos del mundo entero con la esperanza de la liberación. Es lo que explica que el nombre de Lenin se haya convertido en el nombre más querido de las masas trabajadoras y explotadas.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN, NOS LEGÓ EL DEBER DE CONSERVAR Y FORTALECER LA DICTADURA DEL PROLETARIADO. 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE NO ESCATIMAREMOS ESFUERZOS PARA EJECUTAR CON HONOR TAMBIÉN ESTE MANDATO!

La dictadura del proletariado se ha creado en nuestro país sobre la base de la alianza de los obreros y campesinos. Es la base primera y fundamental de la República de los Soviets. Los obreros y los campesinos no hubieran podido vencer a los capitalistas y a los terratenientes sin esa alianza. Los obreros no hubieran podido vencer a los capitalistas, sino hubieran podido vencer a los terratenientes, si no hubieran sido dirigidos por los obreros. Toda la historia de la guerra civil en nuestro país lo atestigua. Pero la lucha por el fortalecimiento de de la República de los Soviets está lejos de haber terminado, sino que solamente ha adoptado una forma nueva. Antes, la alianza de los obreros y de los campesinos consistía en una alianza militar, porque iba dirigida contra Kolchak y Denikin. Ahora, la alianza de los obreros y de los campesinos debe tomar la forma de una colaboración económica entre la ciudad y el campo, entre obreros y campesinos, porque esta alianza va dirigida contra el mercader y el kulak, porque tiene como finalidad el abastecimiento mutuo de los campesinos y de los obreros en todo lo que les es preciso. Vosotros sabeís que nadie como el camarada Lenin persiguió esta tarea con todo tesón.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN NOS LEGO EL DEBER DE AFIANZAR CON TODAS NUESTRAS FUERZAS LA ALIANZA DE LOS OBREROS Y CAMPESINOS. 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE EJECUTAREMOS CON HONOR IGUALMENTE ESTE MANDATO!

La según da base de la República de los Soviets es la alianza de los trabajadores de las diferentes nacionalidades que componen nuestro país. Rusos y ucranianos, bashkirios y bielorusos, georgianos y azerbaiyanos, armenios y daguestanes, tártaros y kirguizes, uzbecos y turcomanos, todos interesados por igual en el reforzamiento de la dictadura del proletariado. Es que no sólo la dictadura del proletariado libera a estos pueblos de sus cadenas y de su yugo, sino que también ellos, con su devoción absoluta a la República de los Soviets y su fidelidad abnegada por ella, la protege contra las maquinaciones e intentonas de los enemigo de la clase obrera. Por esto es por lo que el camarada Lenin nos hablaba insistentemente de la necesidad de una alianza voluntaria y libre entre los pueblos de nuestro país, de la necesidad de su colaboración fraternal dentro del marco de la Unión Soviética.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN NOS LEGÓ EL DEBER DE REFORZAR Y DESARROLLAR LA UNIÓN DE LAS REPÚBLICAS SOVIÉTICAS. 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE EJECUTAREMOS CON HONOR TAMBIÉN ESTE MANDATO!

La tercera base de la dictadura del proletariado es nuestro Ejército Rojo, es nuestra Flota Roja. Más de una vez nos repitió Lenin que la tregua que hemos arrancado a los Estados capitalistas puede ser de corta duración. Lenin no indicó repetidas veces que el fortalecimiento del Ejército Rojo y su perfeccionamiento constituyen una de las tareas esenciales de nuestro Partido. Los acontecimientos relacionados con el ultimatun de Curzon y la crisis en Alemania ha confirmado una vez más que Lenin, como siempre, tenía razón. Juremos, pues, camaradas, que no escatimaremos esfuerzos para fortalecer nuestro Ejército Rojo y nuestra flota Roja.

Nuestro país se yergue como una formidable roca en medio del océano de los Estados burgueses. Oleada tras oleada caen sobre él y amenazan sumergirle y arrasarlo. Pero la roca permanece inquebrantable. ¿En qué reside su fuerza? No solamente en que nuestro país descansa sobre la alianza de los obreros y de los campesinos en que encarna la alianza de libres nacionalidades y está defendido por el brazo poderoso del Ejército Rojo y de la Flota Roja. La fuerza de nuestro país, su potencia , su solidez residen en la profunda simpatía y en el apoyo inquebrantable que encuentra en el corazón de los obreros y campesinos del mundo entero. Los obreros y campesinos de todo el mundo quieren mantener la República de los Soviets, como flecha lanzada por la mano segura del camarada Lenin en el campo enemigo, como base de su esperanza en liberarse de la opresión y de la explotación, como faro fiel que les indica el camino de la liberación. Quieren mantenerla u no permitirán a los terratenientes y a los capitalistas que la destruyan. En esto es donde reside nuestra fuerza. Es esta la fuerza de los trabajadores de todos los países. Es esta también la debilidad de la burguesía del mundo entero.

Nunca consideró Lenin a la República de los Soviets como una finalidad en sí. Siempre consideró como un eslabón indispensable para reforzar el movimiento revolucionario en los países de Occidente y de Oriente, como un eslabón indispensable para facilitar la victoria de los trabajadores del mundo entero sobre el capital. Lenin sabía que sólo tal concepción era acertada, no solamente desde el punto de vista internacional, sino también desde el punto de vista del mantenimiento de la República de los Soviets misma. Lenin sabía que éste era el único medio de encender el ánimo de los trabajadores del mundo entero para las batallas decisivas por su liberación. Es por esto por lo que Lenin, el jefe más genial entre los jefes geniales del proletariado, sentó, el día siguiente mismo de la instauración de la dictadura del proletariado, las bases de la Internacional de los obreros. Es por esto por lo que no se cansaba de ensanchar y de reforzar la unión de los trabajadores del mundo entero, la Internacional Comunista.

Habéis visto, durante estos últimos días, la peregrinación de decenas y centenas de millones de trabajadores que vivieron as saludar los restos mortales de Lenin. Dentro de algún tiempo, veréis la peregrinación, ante su tumba, de representaciones de millones de trabajadores. Podéis estar seguros de que, después de estos representantes de millones de trabajadores, vendrán luego de todos los rincones del globo, representantes de decenas y centenas de millones de hombres, para atestiguar que Lenin fue el jefe no sólo del proletariado ruso, no sólo de los obreros europeos, no sólo de los trabajadores de las colonias de Oriente, sino de toda la Humanidad trabajadora del Globo.

AL DEJARNOS, EL CAMARADA LENIN NOS LEGO EL DEBER DE PERMANECER FIELES A LOS PRINCIPIOS DE LA INTERNACIONAL COMUNISTA 

¡TE JURAMOS, CAMARADA LENIN, QUE NO REGATEAREMOS NUESTRA VIDA PARA FORTALECER Y EXTENDER LA UNIÓN DE LOS TRABAJADORES DEL MUNDO ENTERO, LA INTERNACIONAL COMUNISTA!

Anuncios

50 verdades sobre Nelson Mandela

Por  Salim Lamrani

El héroe de la lucha contra el apartheid marcó para siempre la historia de África. En el crepúsculo de su existencia, Nelson Mandela es venerado por todos. No obstante las grandes potencias occidentales se opusieron hasta el último instante a su combate por la emancipación humana y apoyaron al régimen racista de Pretoria.

mandela

1.      Nacido el 18 de julio de 1918, Nelson Rolihlahla Mandela, apod

ado Madiba, es el símbolo por excelencia de la resistencia a la opresión y al racismo y de la lucha por la justicia y la emancipación humana.

2.      Procedente de una familia de trece hijos, Mandela fue el primero en cursar estudios en una escuela metodista y estudió derecho en la Universidad de Fort Hare, la única que aceptaba entonces a gente de color en el régimen segregacionista del apartheid.

3.      En 1944, se adhirió al Congreso Nacional Africano (ANC) y particularmente a su Liga de Juventud de obediencia radical.

4.      El apartheid, elaborado en 1948 tras la victoria del Partido Nacional Purificado, instauraba la doctrina de la superioridad de la raza blanca y dividía a la población surafricana en cuatro grupos distintos: los blancos (20%), los indios (3%,) los mestizos (10%) y los negros (67%). Este sistema segregacionista discriminaba a los 4/5 de la población del país.

5.      Se crearon bantustanes, reservas territoriales destinadas a la gente de color, para hacinar a las poblaciones no blancas. Así, el 80% de la población tenía que vivir en el 13% del territorio nacional, muchas veces desprovisto de recursos naturales o de sector industrial, en la mayor indigencia.

6.      En 1951, Mandela se convirtió en el primer abogado negro de Johannesburgo y tomó la dirección del ANC de la provincia del Transvaal un año después. También fue nombrado vicepresidente nacional.

7.      A la cabeza del ANC, lanzó la defiance campaign contra el régimen racista del apartheid y utilizó la desobediencia civil contra las leyes segregacionistas. Durante la manifestación del 6 de abril de 1952, fecha del tercer centenario de la colonización de Sudáfrica por los blancos, Mandela fue arrestado y condenado a un año de prisión. Desde su arresto domiciliario de Johannesburgo, creó células clandestinas del ANC.

8.      En nombre de la lucha contra el apartheid, Mandela preconizó la alianza entre la ANC y el Partido Comunista Surafricano. Según él, “el ANC no es un partido comunista sino un amplio movimiento de liberación que entre sus miembros incluye a comunistas y a otros que no lo son. Cualquier persona que sea miembro leal del ANC, y que acepte la disciplina y los principios de la organización, tiene el derecho de pertenecer a sus filas. Nuestra relación con el Partido Comunista Sudafricano como organización se basa en el respeto mutuo. Nos unimos con el Partido Comunista Sudafricano en torno a aquellos objetivos que nos son comunes, pero respetamos la independencia de cada uno y su identidad individual. No ha habido intento alguno por parte del Partido Comunista Sudafricano de subvertir al ANC. Por el contrario, derivamos fuerza de esa alianza”.

9.      En diciembre de 1956, Mandela fue arrestado y acusado de traición con más de un centenar de militantes antiapartheid. Tras un proceso de cuatro años, los tribunales lo absolvieron.

10.  En marzo de 1960, tras la masacre de Sharpeville perpetrada por la policía contra los manifestantes antisegregación que costó la vida a 69 personas, el régimen del apartheid prohibió el ANC.

11.  Mandela fundó entonces el Umkhonto we Sizwe (MK) y preconizó la lucha armada contra el régimen racista surafricano. Antes de optar por la doctrina de la violencia legítima y necesaria, Mandela se inspiró de la filosofía de la no violencia de Gandhi: “Aunque nos alzamos en armas, no era nuestra opción preferida. Fue el régimen del apartheid el que nos obligó a tomar las armas. Nuestra opción preferida siempre ha sido la de encontrar una solución pacífica al conflicto del apartheid”.

12.  El MK multiplicó entonces los actos de sabotaje contra los símbolos y las instituciones del apartheid, preservando al mismo tiempo las vidas humanas, lanzó con éxito una huelga general y preparó el terreno de la lucha armada con un entrenamiento militar de sus miembros.

13.  Durante su estancia en Argelia en 1962 tras la invitación del Presidente Ahmed Ben Bella, Mandela aprovechó la oportunidad para perfeccionar sus conocimientos sobre la guerra de guerrillas. Argel puso a disposición del ANC campos de entrenamiento y apoyo financieramente a los resistentes antiapartheid. Mandela recibió allí una formación militar. Se inspiró profundamente en la guerra de Liberación Nacional del pueblo argelino contra el colonialismo francés. Tras su liberación, Mandela dedicó su primer viaje al exterior a Argelia en mayo de 1990 y rindió tributo y homenaje al pueblo argelino: “Es Argelia la que hizo de mí un hombre. ¡Soy argelino, soy árabe, soy musulmán! Cuando regresé a mi país para enfrentarme al apartheid, me sentí más fuerte”. Recordará que fue “el primer surafricano entrenado militarmente en Argelia”.

14.  Mandela estudió minuciosamente los escritos de Mao y de Che Guevara. Se convirtió en un gran admirador del guerrillero cubano-argentino. Tras su liberación, declarará: Las “hazañas revolucionarias [de Che Guevara] —incluso en nuestro continente— fueron de tal magnitud que ningún encargado de censura en la prisión nos las pudo ocultar. La vida del Che es una inspiración para todo ser humano que ame la libertad. Siempre honraremos su memoria”.

15.  Cuba fue una de las primeras naciones que brindó su ayuda al ANC. Al respecto, Nelson Mandela subrayará: “¿Dónde hay un país que haya solicitado la ayuda de Cuba y que le haya sido negada? ¿Cuántos países amenazados por el imperialismo o que luchan por su liberación nacional han podido contar con el apoyo de Cuba? Debo decir que cuando quisimos alzarnos en armas nos acercamos a numerosos gobiernos occidentales en busca de ayuda y solo obtuvimos audiencia con ministros de muy bajo rango. Cuando visitamos Cuba fuimos recibidos por los más altos funcionarios, quienes de inmediato nos ofrecieron todo lo que queríamos y necesitábamos. Esa fue nuestra primera experiencia con el internacionalismo de Cuba”.

16.  El 5 de agosto de 1962, tras 17 meses de vida clandestina, Mandela fue arrestado y encarcelado en Johannesburgo, gracias a la colaboración de los servicios secretos de Estados Unidos con el régimen de Pretoria. La CIA dio a las fuerzas represivas del apartheid la información necesaria para la captura del líder de la resistencia surafricana.

17.  Acusado de ser el organizador de la huelga general de 1961 y de salida ilegal del territorio nacional, fue condenado a cinco años de prisión.

18.  En julio de 1963, el régimen procedió al arresto de 11 dirigentes del ANC en Rivonia, cerca de Johannesburgo, sede de la dirección del MK. Todos fueron acusados de traición, sabotaje, conspiración con el Partido comunista y complot destinado a derrocar al gobierno. Mientras estaba en prisión, Mandela fue acusado de los mismos cargos.

19.  El 9 de octubre de 1963 empezó el famoso juicio de Rivonia ante la Corte Suprema de Pretoria. El 20 de abril de 1964, frente al juez afrikáner Quartus de Wet, Mandela desarrolló su vibrante alegato y subrayó que frente al fracaso de la desobediencia civil como método de combate para conseguir la libertad, la igualdad y la justicia, frente a las masacres de Sharpeville y a la prohibición de su organización, el ANC no tuvo más remedio que recurrir a la lucha armada para resistir a la opresión.

20.  El 12 de junio de 1964, Mandela y sus compañeros fueron declarados culpables de sedición y condenados a cadena perpetua.

21.  El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas denunció el juicio político de Rivonia. En agosto de 1963, condenó el régimen del apartheid y llamó a las naciones del mundo a suspender sus suministros de armas a Sudáfrica.

22.  Las grandes naciones occidentales como Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, lejos de respetar la Resolución del Consejo de Seguridad, apoyaron al régimen racista surafricano y multiplicaron los suministros de armas.

23.  Desde De Gaulle hasta el gobierno de Giscard, Francia fue un fiel aliado del poder racista de Pretoria y se negó sistemáticamente a brindar su apoyo al ANC en su lucha por la igualdad y la justicia

24.  París, que nunca dejó de suministrar material militar a Pretoria, incluso proveyó a Sudáfrica de su primera central nuclear en 1976. Bajo los gobiernos de De Gaulle y de Pompidou, Sudáfrica era el tercer cliente de Francia en materia de armamento.

25.  En 1975, el Centro Francés del Comercio Exterior (CFCE) señaló que “Francia está considerada el único verdadero apoyo de Sudáfrica entre los grandes países occidentales. No sólo suministra al país lo esencial de los armamentos necesarios para su defensa, sino que además se ha mostrado benevolente, más incluso, un aliado, en los debates y los votos de las organizaciones internacionales”.

26.  Encarcelado en Robben Island, con el número 466/64, Mandela vivió allí 18 años de su existencia en condiciones de una extrema dureza. No podía recibir más de dos cartas y dos visitas al año y estuvo separado de su esposa Winnie –que no tenía permiso para visitarlo– durante 15 años. Fue condenado a los trabajos forzados, lo que afectó seriamente su salud, sin lograr jamás quebrar su fuerza moral. Impartía cursos de política, literatura y poesía a sus camaradas de fortuna y llamaba a la resistencia. A Mandela le gustaba recitar el poema Invictus de William Ernest Henley: “It matters not how strait the gate/How charged with punishments the scroll./I am the master of my fate:/I am the captain of my soul”.

27.  El 6 de diciembre de 1971, la Asamblea General de las Naciones Unidas calificó el apartheid de crimen contra la humanidad y exigió la liberación de Nelson Mandela.

28.  En 1976, el gobierno surafricano propuso a Mandela la liberación a cambio de que renunciase a su lucha. Madiba rechazó firmemente la propuesta del régimen segregacionista.

29.  En noviembre de 1976, tras las revueltas de Soweto y la sangrienta represión que desató el régimen de apartheid, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso un embargo sobre las armas con destino a Sudáfrica.

30.  En 1982, Mandela fue transferido a la prisión de Pollsmoor, cerca de Cap.

31.  En 1985, Pieter Willen Botha, presidente de facto de la nación, propuso liberar a Mandela si se comprometía a cambio a renunciar a la lucha armada. El líder de la lucha antiapartheid rechazó la propuesta y exigió la democracia para todos: “un hombre, un voto”.

32.  Frente al recrudecimiento de las operaciones de guerrilla del MK, el régimen segregacionista creó escuadrones de la muerte con el fin de eliminar a los militantes del ANC en Sudáfrica y en el extranjero. El caso más famoso es el de Dulcie September, asesinada en París el 29 de marzo de 1988.

33.  La movilización internacional a favor de Nelson Mandela culminó con un concierto en Wembley en junio de 1988 en homenaje a los 70 años del resistente surafricano, que fue seguido por 500 millones de personas en televisión.

34.  El elemento decisivo que puso fin al apartheid fue la estrepitosa derrota militar que las tropas cubanas infligieron al ejército surafricano en Cuito Cuanavale en el sureste de Angola en enero de 1988. Fidel Castro envió a sus mejores soldados a Angola tras la invasión del país por el régimen de Pretoria apoyado por Estados Unidos. La victoria de Cuito Cuanavale también permitió a Namibia, hasta entonces ocupada por Sudáfrica, conseguir su independencia.

35.  En un artículo titulado “Cuito Cuanavale: batalla que terminó con el apartheid”, el historiador Piero Gleijeses, profesor de la Universidad Johns Hopkins de Washington, especialista de la política africana de Cuba, apunta que “la proeza de los cubanos en el campo de batalla y su virtuosismo en la mesa de negociaciones fueron decisivos para obligar a Sudáfrica a aceptar la independencia de Namibia. Su exitosa defensa de Cuito fue el preludio de una campaña que obligó a la SADF [ejército sudafricano] a salir de Angola. Esta victoria repercutió más allá de Namibia”.

36.  Nelson Mandela, durante su visita histórica a Cuba en julio de 1991, recordó aquel episodio: “La presencia de ustedes y el refuerzo enviado para la batalla de Cuito Cuanavale tienen una importancia verdaderamente histórica. ¡La aplastante derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale constituyó una victoria para toda África! ¡Esa contundente derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale dio la posibilidad a Angola de disfrutar de la paz y consolidar su propia soberanía! ¡La derrota del ejército racista permitió al pueblo combatiente de Namibia alcanzar finalmente su independencia! ¡La decisiva derrota de las fuerzas agresoras del apartheid destruyó el mito de la invencibilidad del opresor blanco! ¡La derrota del ejército del apartheid sirvió de inspiración al pueblo combatiente de Sudáfrica! ¡Sin la derrota infligida en Cuito Cuanavale nuestras organizaciones no habrían sido legalizadas! ¡La derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale hizo posible que hoy yo pueda estar aquí con ustedes! ¡Cuito Cuanavale marca un hito en la historia de la lucha por la liberación del África austral! ¡Cuito Cuanavale marca el viraje en la lucha para librar al continente y a nuestro país del azote del apartheid! La decisiva derrota infligida en Cuito Cuanavale alteró la correlación de fuerzas en la región y redujo considerablemente la capacidad del régimen de Pretoria de desestabilizar a sus vecinos. Este hecho, conjuntamente con la lucha de nuestro pueblo dentro del país, fue crucial para hacer entender a Pretoria que tenía que sentarse a la mesa de negociaciones”.

37.  El 2 de febrero de 1990, el régimen segregacionista, moribundo tras la derrota de Cuito Cuanavale, se vio obligado a legalizar el ANC y aceptar negociaciones.

38.  El 11 de febrero de 1990, Nelson Mandela finalmente fue libre tras 27 años de cárcel.

39.  En junio de 1990, se abolieron las últimas leyes segregacionistas tras la presión que imponen Nelson Mandela, el ANC y el pueblo.

40.  Elegido Presidente del ANC en julio de 1991, Mandela recordó los objetivos: “En el ANC siempre estaremos al lado de los pobres y sin derechos. No solamente estaremos junto a ellos. Vamos a asegurarnos de que más temprano que tarde los pobres y sin derechos rijan la tierra en la que nacieron y que —como expresa la Carta de la Libertad— sea el pueblo el que gobierne”.

41.  Fuertemente criticado por su alianza con el Partido Comunista Surafricano por las potencias occidentales que seguían apoyando al régimen del apartheid durante el proceso de paz, Mandela replicó de modo contundente: “No tenemos la más mínima intención de hacer caso a los que nos sugieren y aconsejan que rompamos esa alianza [con el Partido Comunista]. ¿Quiénes son los que ofrecen estos consejos no solicitados? Provienen mayormente de los que nunca nos han dado ninguna ayuda. Ninguno de esos consejeros ha hecho jamás los sacrificios que han hecho los comunistas por nuestra lucha. Esa alianza nos ha fortalecido y la haremos aún más estrecha”.

42.  En 1991, Mandela condenó el persistente apoyo de Estados Unidos al régimen del apartheid: “Estamos hondamente preocupados por la actitud que la administración Bush ha adoptado con respecto a este asunto. Ese fue uno de los pocos gobiernos que estuvo en contacto habitual con nosotros para examinar la cuestión de las sanciones y le hicimos ver claramente que eliminar las sanciones sería prematuro. Sin embargo esa administración, sin siquiera consultarnos, sencillamente nos informó de que las sanciones estadounidenses se iban a anular. Consideramos que eso es totalmente inaceptable”.

43.  En 1993, Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz por su obra a favor de la reconciliación nacional.

44.  Durante el primer escrutinio democrático de la historia de Sudáfrica, el 27 de abril de 1994, Nelson Mandela, de 77 años, fue elegido Presidente de la República con más del 60% de los votos y gobernó hasta 1999.

45.  El 1 de diciembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas votó por unanimidad de sus 192 miembros una resolución que decreta el 18 de julio Día Internacional Nelson Mandela, en homenaje a la lucha del héroe surafricano contra todas las injusticias.

46.  Si hoy día Mandela es saludado por todos, desde hace décadas, las potencias occidentales lo consideraron un hombre peligroso y lo combatieron apoyando el régimen del apartheid.

47.  Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña fueron los principales aliados del régimen del apartheid, al que apoyaron hasta el último momento.

48.  Si Estados Unidos venera hoy día a Nelson Mandela, de Clinton a Bush pasando por Obama, conviene recordar que lo mantuvo en la lista de miembros de organizaciones terroristas hasta el 1 de enero de 2008.

49.  Nelson Mandela recordó varias veces los lazos inquebrantables que ataban a Sudáfrica a Cuba: “Desde sus días iníciales, la Revolución Cubana ha sido una fuente de inspiración para todos los pueblos amantes de la libertad. El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia en África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan. Es mucho lo que podemos aprender de su experiencia. De modo particular nos conmueve la afirmación del vínculo histórico con el continente africano y sus pueblos. Su invariable compromiso con la erradicación sistemática del racismo no tiene paralelo. Somos conscientes de la gran deuda que hay con el pueblo de Cuba. ¿Qué otro país puede mostrar una historia de mayor desinterés que la que ha exhibido Cuba en sus relaciones con África?”

50.  Thenjiwe Mtintso, embajadora de Sudáfrica en Cuba, recordó la verdad histórica a propósito del compromiso de Cuba en África: “Hoy Sudáfrica tiene muchos amigos nuevos. Ayer estos amigos se referían a nuestros líderes y a nuestros combatientes como terroristas y nos acosaban desde sus países a la vez que apoyaban a la Sudáfrica del apartheid. Esos mismos amigos hoy quieren que nosotros denunciemos y aislemos a Cuba. Nuestra respuesta es muy simple, es la sangre de los mártires cubanos y no de estos amigos la que corre profundamente por la tierra africana y nutre el árbol de la libertad en nuestra Patria”.

 Tomado de Opera Mundi

*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula The Economic War Against Cuba. A Historical and Legal Perspective o… New York, Monthly Review Press, 2013, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade.

Contacto: lamranisalim@yahoo.fr ; Salim.Lamrani@univ-reunion.fr

Página Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Breve biografía del Presidente Kim Il Sung

f436a24345141356793f66ad13f1909b
El Gran Líder Presidente Eterno Camarada Kim Il Sung nació el 15 de abril de 1912 (primer año de la era Juche) en Mangyongdae de la ciudad de Pyongyang como el primogénito de Kim Hyong Jik y Kang Pan Sok .
Su padre Kim Hyong Jik le puso el nombre Song Ju (palabra que significa constituir el pilar ), con la esperanza de que llegara a ser pilar del país.
El Presidente Kim Il Sung pasó su niñez en diferentes lugares del país y China donde sus padres realizaron actividades revolucionarias.
Con visión al futuro su padre lo hizo aprender desde muy niño el idioma chino y estudiar en una escuela primaria china. Como resultado llegó a dominar perfectamente la lengua, lo que más tarde le sirvió de gran ayuda en desenvolver la lucha antijaponesa en el territorio chino.
En marzo del año 12 de la era Juche (1923) en acato al consejo de su padre de que para llevar a cabo la Revolución conociera la realidad del país, partió de Badaogou de China y llegó al natal Mangyongdae (se llama este viaje a pie “Camino de mil ríes para el estudio”) e ingresó en la escuela Changdok en Chilgol donde se encuentra la casa de sus abuelos maternos.

En enero de del 14 Juche (1925) al recibir la noticia inesperada de que los japoneses volvieron a detener a su padre, partió decididamente de Mangyongdae con la firme decisión de no regresar hasta que no se haya lograda la Independencia del país.
Después del fallecimiento de su padre, en junio del 15 Juche (1926) se matriculó en la escuela Hwasong, un plantel político militar de dos cursos establecido en Huadian por las organizaciones nacionalistas antijaponesas y el 17 de octubre del mismo año fundó la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) y fue electo su responsable.
Con miras a desplegar de un modo más amplio las actividades revolucionarias, Kim Il Sung interrumpió sus estudios en la Escuela Hwasong a seis meses de su ingreso y trasladó el escenario de sus acciones a Jilin.
Mientras estudiaba en la Escuela Secundaria Yuwen de Jilin, el 27 de agosto del 16 Juche (1927) reorganizó UDI en Unión de la Juventud Antiimperialista, organización masiva más abarcadora y el 28 de agosto, fundó la Unión de la Juventud Comunista de Corea.
Formó varias organizaciones de masas y dirigió la lucha antijaponesa.
Dilucidó el camino a seguir por la Revolución Coreana y los problemas estratégicos y tácticos para realizar su tarea fundamental en la Conferencia de Kalun efectuada del 30 de junio al 2 de julio del 19 Juche (1930). El 3 de julio organizó la Asociación de Camaradas Konsol, primera organización partidista en Kalun y, el 6 de julio, fundó en Guyushu del distrito Yitong el Ejército Revolucionario de Corea (ERC), organización político-militar para hacer los preparativos de la Lucha Armada.
Proclamó el 25 de abril del 21 Juche (1932) la fundación de la Guerrilla Popular Antijaponesa (más tarde, reorganizada en Ejército Revolucionario Popular de Corea), dirigió la lucha armada antijaponesa, y así logró la restauración de la Patria el 15 de agosto del 34 Juche (1945). Retornó a la Patria en septiembre del mismo año.
El 10 de octubre del 36 Juche (1945) estructuró el Comité Central Organizativa del Partido Comunista de Corea y declaró el nacimiento del Partido ante el mundo.
El 8 de febrero del 35 Juche (1946) organizó el Comité Popular Provisional de Corea y fue elegido Presidente y proclamó la Plataforma de 20 Puntos.
En agosto del 35 Juche (1946) formó el Partido del Trabajo de Corea con la fusión del Partido Comunista y el Partido Neodemocrático.
Dirigió exitosamente la revolución democrática antiimperialista y antifeudal en breve espacio de tiempo.
Constituyó la Asamblea Popular de Corea mediante las primeras elecciones democráticas y fue elegido Presidente del Comité Popular de Corea, nuevo órgano central del Poder estatal y presentó las tareas del período de transición al Socialismo.
En febrero del 37 Juche (1948) transformó al Ejército Revolucionario Popular de Corea, en fuerzas armadas revolucionarias regulares, EPC.
El 9 de septiembre del 37 Juche (1948) fundó la República Popular Democrática de Corea, gobierno central unificado del pueblo coreano y según la unánime voluntad y deseo de todo el pueblo coreano fue elegido Primer Ministro y jefe del Estado.
El 30 de junio del 38 Juche (1949) convocó el Pleno Conjunto de los Comités Centrales de los Partidos del Trabajo de Corea del Norte y del Sur y fue elegido Presidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea.
Llevando a la brillante victoria la Guerra de Liberación de la Patria de 25 de junio del 39 Juche (1950) a 27 de julio del 42 Juche (1953) salvaguardó la soberanía de la nación y dio inicio a que el imperialismo estadounidense rodara cuesta abajo.
El 5 de agosto del 42 Juche (1953) en el VI Pleno del CC del Partido presentó la línea básica de la edificación económica de postguerra y dirigió la lucha para cumplirla.
Al mismo tiempo impulsó la Revolución Socialista encaminada a transformar por vía Socialista las relaciones de producción en las ciudades y el campo.
Fue reelegido Presidente del CC del Partido en el III y IV Congresos efectuados en abril del 45 Juche (1956) y en septiembre del 50 Juche (1961) respectivamente.
Presentó la nueva idea de Revolución continuada y definió como su contenido principal realizarla en tres aspectos: ideológico, técnico y cultural.
Convocó en diciembre del 51 Juche (1962) el V Pleno de IV Período del Comité Central del Partido, donde planteó la nueva Línea estratégica de desarrollar paralelamente la construcción económica y la de la defensa nacional en vista de las agravantes maniobras provocadoras de la nueva guerra de los imperialistas estadounidense.
Fue elegido Secretario General del CC del Partido del Trabajo de Corea en el XIV Pleno del IV Período del CC del Partido efectuado en octubre del 55 Juche (1966).
Dirigió exitosamente el cumplimiento de las tareas históricas de la industrialización desde el 46 Juche (1957) al 59 Juche (1970).
Fue elegido Presidente de la República según la nueva Constitución Socialista de la RPDC aprobada en diciembre del 61 Juche (1972) en la primera sesión de la V legislatura de la Asamblea Popular Suprema.
Fue reelegido Secretario General del CC del Partido en el Quinto Congreso del Partido celebrado en el 59 Juche (1970) y en el Sexto Congreso del Partido de octubre del 69 Juche (1980).
Definió como la tarea general de la revolución coreana transformar toda la sociedad según el requerimiento de la idea Juche.
Presentó los tres principios de la reunificación de la Patria, en mayo del 61 Juche (1972) el proyecto de fundación de la República Confederal Democrática de Coryo en octubre del 69 Juche (1980) y Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional para la Reunificación de la Patria en abril del 82 Juche (1993).
Con miras a salvaguardar el Socialismo y completar la causa revolucionaria del Juche, dio una brillante resolución del problema de sucesor.
En junio del 83 Juche (1994) recibió en Pyongyang a Carter, ex Presidente de Estados Unidos de América y preparó así una nueva coyuntura favorable para efectuar negociaciones bilaterales sobre el conflicto nuclear y el encuentro cumbre del Norte y el Sur de Corea.
El Presidente Kim Il Sung, quien trabajaba abnegadamente por el Partido y la Revolución, la Patria y el Pueblo, por la verificación de la Independencia y el Socialismo en todo el mundo, falleció por una enfermedad repentina en su despacho, el 8 de julio del 83 Juche (1994), a las dos de la madrugada.
Consideró como su máxima la idea de Iminwichon que significa considerar al Pueblo como el cielo.
Recibió los títulos de Generalísimo, de Héroe de la República (tres veces) y de Héroe del Trabajo de la RPDC.
Concedió audiencia a más de 70.000 huéspedes extranjeros, entre otros, los jefes de Estado y gobierno y dirigentes de partido y realizó visitas oficiales y no oficiales, en más de 54 ocasiones, a más de 87 países.
Recibió más de 180 órdenes y medallas supremas de más de 70 países y organizaciones internacionales, el título de ciudadano honorario de más de 30 ciudades, los diplomas de Profesor y Doctor honorario de más de 20 renombradas universidades extranjeras y 165 mil 920 presentes de los jefes del partido y Estado y Pueblos progresistas de más de 169 países.
En China y Mongolia se hallan erigidas sus estatuas de bronce; más de 480 unidades, entre calles, organismos y organizaciones de más de 100 países llevan su nombre y está instituido el Premio Internacional Kim Il Sung que se otorga a escala mundial.
Sus obras clásicas se han editado en 24 millón 570 mil partes de más de 60 lenguas en más de 110 países.

Sobre la construcción del socialismo (Fidel Castro)

“El socialismo no se crea por generación espontánea, el socialismo hay que construirlo, y el artífice esencial de la construcción del socialismo es el partido.”

Fidel Castro (Ideología, conciencia y trabajo político)

15219972_10209061968879660_1927711848775695527_n

Declaración del Secretario General de la FSM ante el fallecimiento de Fidel Castro

Declaración del Secretario General de la FSM, G. Mavrikos sobre la muerte de Fidel Castro.

Inmortal para siempre

Por parte de los 92 millones de la FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL, expreso hacia el pueblo cubano,el CTC, el liderazgo del Estado y del Partido de Cuba Socialista, las verdaderas condolencias desde lo más profundo de nuestros corazones por la muerte del inmortal Comandante Fidel. Fue el líder que junto con el Che, junto con todos sus camaradas, lucharon y derrotaron a los imperialistas así como a sus instrumentos.

Para la FSM el honor más grande fue la presencia del Comandante Fidel en sus Congresos y su discurso significativo ante los delegados durante el 10o Congreso de la FSM.

Para la Clase Obrera Mundial quedará siempre INMORTAL.

Fidel resignation

Victorio Codovilla. STALIN: Gigante del pensamiento y de la acción, Bs As, Anteo, 1953

[Este libro reproduce el discurso de Codovilla en el acto realizado en Buenos Aires el 28 de marzo de 1953 con motivo de la muerte de Stalin]

Escaneado por Matías Godoy

DESCARGAR AQUI:

STALIN (Victorio Codovilla)

12814100_504232469764531_7701670092489741511_n

12801190_504233326431112_5340630975148006129_n

10392100_504234146431030_3624985318514591254_n

 

EN EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN: EL PCB EN LAS MINAS DEL SUR (Luís Machicado Raya

11150651_448384498669181_7290566675973920591_nT

elamayu, allá en las tierras del Potosí, fue mi primera impresión conciencial de la vida en las minas; de la explotación de minerales, de la pobreza consecuente de quienes vivían de la extracción directa de los minerales. El almacén: mi lugar de trabajo, allí observé la realidad objetiva del trabajador minero. La visión de esa realidad fue armando, construyendo y constituyendo mi conciencia revolucionaria, que no tardaría en alinearme en las filas del Partido Comunista. El ingreso se hizo de inmediato, estaba preparado para el SI. En Telamayu  fue testigo de mi respuesta al c. J. Espada, en presencia del c. A. Rivera, Gerente Gral. de la Empresa. El  día que me invitaron a incorporarme al Partido, coincidió con el 17 de enero, motivo de emoción, ¿y quién no podría reaccionar como el que relata estas líneas? El mismo día, fecha de fundación del Partido, en horas de la tarde, incluyendo otros amigos, se formalizó mi ingreso, recordando, además, la fecha aniversario. Pasando los años no dejo en el olvido las escenas de alegría vividas por todos los asistentes.

Quechisla, localidad minera, nos cobijó los fines de semana. Allí reuníamos la célula del Partido producto de la disciplina adquirida; reforzada por los conocimientos teóricos adquiridos, los lineamientos del Partido y el ejemplo de los camaradas destacados. Fuimos cinco los camaradas formadores de la célula de Telamayu. Primero, nacimos políticamente en Quechisla, luego nos asentamos y crecimos en Telamayu, lugar de nuestro trabajo. La influencia dirigida a los trabajadores, de parte de la célula, fue creciendo; la difusión de los lineamientos del Partido iba en aumento.

Recibí la responsabilidad de asistir, como delegado de Telamayu, al Primer Congreso Nacional del Partido Comunista de Bolivia a realizarse en la ciudad de La Paz. Grande fue la alegría vivida por la tarea encomendada. Recibí el pasaje (vía ferrocarril), más 140 Bs., para viáticos- alimentación y retorno-, incluyendo el documento a presentar en el congreso.

Conocí en La Paz a los cc. Luís Leytón (destinatario del documento), a Mario Monje, Rosendo García Maismán  (de siglo XX), a Luís Tellería.

Concluido el Congreso, retorné a Quechisla, e informé a los camaradas de los pormenores del evento partidario. Di a conocer resoluciones, los documentos emitidos, La respuesta de los cc. fue emotiva, demostrada con aplausos y vivas al Partido.

El primer Congreso elevó nuestro compromiso con el Partido y por consecuencia con la clase trabajadora, con el proletariado. Los trabajadores tuvieron en sus manos “UNIDAD”- órgano de prensa del Partido- supieron, lo que pensaba el Partido mediante volantes, incluyendo folletos con redacción ideológica; todos estos materiales entregados en las diferentes secciones de la Empresa produjo el incremento, el aumento, el crecimiento en el número de militantes y este aumento de militantes dio mayor número de células partidarias en las diferentes localidades: Tasna, Buen Retiro, Siete  Suyos, Chorolque, Atocha, La Comibol. (Todo este trabajo lo hicimos; los cc.Joel, Quispe, Carlos, Roberto, Mario). El crecimiento de militantes y células dio nacimiento al Comité Especial del Sud, con base en Atocha.

Constituido el Comité Especial, se resuelve llevar adelante la primera reunión, previa consulta a la Dirección Nacional. El c. Mario Monje nos comunica del viaje, a la localidad de Telamayu del c. R. Otero, dejando a nuestro criterio la posibilidad de Congreso o Activo. El c. Otero, ingresando al local de reunión, es recibido con aplausos, aclamaciones, vivas al Partido y al Congreso, que así tuvo que ser.

En días posteriores se presentó el c. Jorge Kolle en misión partidaria de coordinación. Se realizó (en días más), el congreso de la F.ST.M.B., y la tarea del c. Kolle era coordinar a los cc.delegados de las diferentes minas. Uno de los objetivos: el nombramiento del c. Simón Reyes en la dirección de la Federación de mineros. Me sentí alagado al estar en las comisiones de recepción, solidaridad; para mi, fueron días inolvidables El c. Simón Reyes ingresó a la dirección de la Federación de Mineros, un triunfo para el Partido.

Debo declarar que en el Partido reforcé mis conocimientos ideológicos, la conciencia de lucha contra el sistema explotador del hombre por el hombre; enfrentar las situaciones adversas; persecuciones, apresamientos, que venían de los llamados gobiernos “democráticos” y diría mejor: antidemocráticos y en su debilidad clasista apadrinaban los golpes militares como una forma de resguardar sus intereses de clase y los del imperialismo.

A mis 77 años de vida, recuerdo las escenas que me cupo desempeñar en la actividad política, en la actividad sindical con la ideología marxista-leninista: luz que ilumina nuestro camino. Estuve en responsabilidades políticas regionales como dirigente principal, como parte de la dirección regional; igualmente en la actividad sindical. Creo haber servido, y aun lo hago, con la responsabilidad reforzada en las filas del Partido; aun creo tener la fuerza necesaria, que me da impulso en el camino revolucionario.