EL OPORTUNISMO EN LA SENDA DEL COMUNISMO

Por Miguel Urbano Rodrigues

El cuarto eh-miguel_urbanonúmero de la Revista Comunista Internacional -editada por órganos teóricos de once partidos revolucionarios- es una valiosa contribución para la comprensión de las amenazas y problemas que afectan hoy a nivel mundial la lucha de los partidos comunistas.

El tema central de la mayoría de los artículos desta edición es el análisis del oportunismo y de su significado político-ideológico. En las últimas décadas su papel en la socialdemocratización de partidos comunistas que abandonaron el marxismo-leninismo fue decisivo.

En el ensayo de abertura de la revista, Herwig Lerouge, del Partido del Trabajo de Bélgica, destaca las nefastas consecuencias de la acción del Partido de la Izquierda Europea (PEE) en la anestesia, más exactamente en la neutralización, de la combatividad de amplios sectores de la clase obrera en países de la Unión Europea. El Partido Comunista Francés (PCF) y la Rifondazione Comunista Italiana (PRC) -creada tras la transformación del PCI en un partido socialdemocrata- sustentan que es posible alcanzar el socialismo por la vía parlamentaria. Fausto Bertinotti, que fue presidente del PEE, retomó viejas tesis de Edward Bernstein al afirmar que «el movimiento de los movimientos» podrá ser el motor del camino al socialismo.

El Die Linke, el Partido de la Izquierda Alemana- que resultó de la fusión doel PDS de la ex-RDA con el WASG de los disidentes del SPD de la Alemania Occidental -adepto desta tesis, hizo grandes promesas a los trabajadores  y trabajadoras , pero, tras algunos éxitos iniciales, no las cumplió y entró en un rápido declive. En la década en que fue cogobierno de la ciudad de Berlín con el SPD se convirtió en cómplice en la privatización de más de 100.000 apartamentos sociales, cerró guarderías, recortó indemnizaciones, privatizó transportes públicos.

Los hechos demuestran que la participación de partidos comunistas (ou ex-comunistas) en gobiernos «socialistas» no frena las privatizaciones. El gobierno de la gauche plurielle, en Francia privatizó, además con el apoyo del PCF, más empresas de que las privatizadas durante los gobiernos de Balador y Juppé, ambos primeros-ministros de la derecha.

Actualmente, el «socialista» François Hollande no duda en asumir mas abiertamente que el propio Obama la defensa de agresiones militares imperialistas. En el ataque a LIbia y en el caso de Siria, por ejemplo.

En Grecia, la Syriza -amalgama de ex-trotskistas, de ex-maoistas y de tránsfugas del KKE- abandonó todas las referencias al marxismo y se abstiene de responsabilizar al capitalismo por la actual crisis mundial, que define como consecuencia de errores del neoliberalismo. En su ambiguo programa promete revocar las medidas mas duras impuestas por la troika, pero sus propuestas se insiren en un proyecto de compromisos com la burguesía y el imperialismo. Nada que alcance a los banqueros y a la estructura represiva de las fuerzas armadas. No se opone tampoco a la permanencia de Grecia en la OTAN.

En su lucida intervención en el XV Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros en Lisboa, Giorgos Marinos, del KKE, retiró la máscara al partido de Alexis Tsipras.

«La verdad -afirmó– es que la Syriza como formación oportunista que se desarroló en uno de los pilares de la socialdemocracia es apoyado por sectores de la clase burguesa, es una defensora del capitalismo y de la Unión Europea. Es un partido que elogió la linea política de Obama como progresista y promovió el mito de que un nuevo viento soplaba en Europa para los trabajadores con la elección de Hollande».

Juzgo útil recordar que el Bloco de Esquerda (BE) es en Portugal (con el Partido Socialista) un defensor entusiasta de la estrategia de la Syriza. Francisco Louçã, su ex-coordinador, inclusive participó en Atenas en un mítin del partido de Alexis Tsipras. Tal como su aliado, el BE, nacido de la fusión de la UDP, maoista, con el PSR trotskista, también se abstiene hoy de referencias al marxismo.

La metamorfosis del partido comunista de España

Importante es también el artículo en la Revista Comunista de Raúl Martinez y Astor García, dirigentes del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).

Recuerdan que el Partido de la Izquierda Europea (PEE) fue concebido para funcionar como «polo oportunista de dimensión continental y fuerza para la colaboración de clases en el ámbito de la Unión Europea».

Ha cumplido bien ese papel. En l976, en Berlín Occidental, los Partidos Comunistas de España, Francia e Itália adherieron a una plataforma eurocomunista «en la cual –subrayan- tenía un papel determinante el apoyo al proceso de formación de una unión interimperialista europea».

Y en su IX Congreso, en l978, el PCE decidió romper con el marxismo-leninismo y adoptar el eurocomunismo como su ideología.

En l988, en el XII Congreso, Julio Anguita, en aquel momento secretario general, definó con transparencia el rumbo del PCE: «Es por tanto necesaria una transformación de la Comunidad Europea. Para realizarla apostamos en la construcción de amplias alianzas, a partir del movimiento obrero y otras fuerzas sociales de progreso, sustentadas en el terreno político por la convergencia de partidos comunistas, socialistas, socialdemocratas, laboristas y verdes»

Es transparente la apología de una estrategia incompatible con el marxismo.

Hoy, en un contexto histórico diferente, cabe al Partido de la Izquierda Europea, heredero del revisionismo, ser el ejecutor de esa estrategia que privilegia la función de los parlamentos, y renuncia a la lucha de clases

En la práctica, las «amplias frentes de izquierda» preconizadas por el PEE conducen a alianzas con la burguesía que subalternan los partidos comunistas y los convierten en instrumentos de una política reformista que niega su función revolucionaria.

La Unión Europea ideada por el PEE sería –cito nuevamente a Raúl Martinez y García- “la negación de todo lo que se relaciona con la construcción del socialismo, rechando   de plano las tradiciones revolucionarias, en oposicion abierta al socialismo científico, la lucha de clases y la revolución socialista».

Robert Hue, ex-secretario del PCF, descendió a la bajeza de afirmar que todo en la Unión Soviética fué negativo.

La obra devastadora del oportunismo en los partidos comunistas de América

Bajo el título «Algunos rasgos del oportunismo en América», Pavel Blanco Cabrera, primer secretario del Partido Comunista de México, y Héctor Colío Galindo, también dirigente del PCM, presentan, también en el último número de la Revista Comunista Internacional, una reflexión integral sobre las consecuencias devastadoras de la acción del oportunismo, del reformismo y del revisionismo en los partidos comunistas de América.

Afirmando que la ausencia de un frente ideológico contra el oportunismo configura una amenaza para los partidos comunistas, evocan la destructora herencia del browderismo en América Latina.

Las tesis de Earl Browder, un precursor del eurocomunismo, contribuyeron en los años 40 del siglo pasado a la neutralización de muchos partidos comunistas de América Latina.

Además dejaron semillas. Hoy, Sam Web, presidente del PC de los Estados Unidos, defiende su transformación en una organización inofensiva, casi una fuerza auxiliar del Partido Democrata, una especie de «club ideológico».

La denominada latinoamericanización del marxismo -cito a Pável y Héctor- «tiene mucho en común con operaciones corrosivas como las de Santiago Carrillo, los eurocomunistas, y el marxismo occidental».

Académicos aventureros y oportunistas como el alemán-mexicano H. Dieterich y el irlandês-mexicano John Holloway tienen sembrado la confusión; invocan el marxismo, pero realmente lo combaten.

En universidades prestigiosas de América Latina se convirtió casi una moda hacer apología del llamado «socialismo del siglo XXI» para atacar el marxismo-leninismo definido como una «ideología estatal soviética» que califican de obsoleta. Subestimar los efectos desas campañas es un error. Establecen confusión em medios progresistas. Sobretodo en Venezuela; pero hasta en Cuba provoca estragos.

Las políticas que subalternan la lucha por el socialismo -encarandola como tarea posterior y remota -como habían hecho Bernstein y Kautsky- atribuyen en la práctica prioridad a las reformas en el marco institucional, admitiendo que se puede llegar al gobierno por la vía electoral. Som políticas entreguistas. Marinos no exagera al afirmar que esa atitud «degrada el propio objetivo estratégico, el objetivo que determina las tácticas, la postura de los partidos comunistas como un todo, su trabajo en el movimento obrero y popular, su política de alianzas».

El oportunismo se manifiesta, no olvidemos, de maneras diferentes, surgiendo a veces con máscara socialista.

Consciente desa realidad, Pável Blanco Cabrera y Héctor Colío, en su demolidora crítica al oportunismo y al revisionismo, alertan sobre la confusión que provoca el concepto del  llamado «socialismo de mercado chino».

La tesis fue formulada por Deng Xiao ping, pero, mucho antes, Mao Tse tung, en um marco  diferente, defendió la viabilidad de alianzas de partidos comunistas con un sector de la burguesía nacional supuestamente patriótico cuyos intereses no coinciden com los del imperialismo. El resultado desas alianzas ha sido desastroso, pero la tesis continua a ser una fuente de ilusiones. Algunos pueblos pagaron ya un alto precio por ese tipo de alianzas.

Me identifico con Pável Blanco y Héctor Colío cuando escriben:

«En tal política de alianzas, el rol de la clase obrera y los partidos comunistas que en ella participan es subordinado; es un problema arriesgado, pues la independencia de clase y la autonomía del partido dejan de ser las tareas prioritarias, el deber inclaudicable; dejan de ser organizaciones militantes y se transforman en agrupaciones de afiliados para las que el socialismo se vuelve una opción distante, y que al fijar una etapa intermedia de larga duración las coloca en la colaboración de clases, los pactos sociales y en un parlamentarismo funcional al progresismo, que es una forma de gestión del capitalismo».

Enuncian una evidencia al salientar que la denuncia firme del oportunismo, inseparable del revisionismo, es una exigencia apremiante en la lucha de los partidos comunistas revolucionarios.

Ya Lenin decía que «la lucha contra el imperialismo es una frase vacía y falsa si no está indisolublemente ligada a la lucha contra el oportunismo».

Pero si el reformismo, tolerado o erigido en opción estratégica, debe ser condenado, cualquiera que sea su modalidad, porque no representa una amenaza para el capitalismo, y le garantiza, al contrario, por ser inofensivo, la sobrevivencia- ¿que hacer, entonces? ¿Como invertir la actual correlación de fuerzas favorable al imperialismo? ¿Cual es la alternativa al sistema de poder impuesto a la Humanidad?

Esbozar por lo menos una tentativa de respuesta a esas preguntas no es el objetivo deste nada pretencioso comentario al número de la Revista Comunista Internacional dedicado a la denuncia del fenómeno del oportunismo que amenaza a nivel mundial los partidos comunistas.

Como comunista sé que el capitalismo, condenado, no está em vísperas de ser erradicado. No viviré ese día. Pero es inabarcable mi convicción que la alternativa al monstruoso sistema de exploración del hombre por el hombre será el socialismo. No está inminente ese gran acontecimiento. Ni definidos sus contornos ,  asimiladas a las lecciones de muchos y graves errores (y desvíos) cometidos en el marco de las experiencias socialistas ensayadas por la humanidad.

Pero es falso, perverso y desmobilizador el discurso de la burguesía sobre la inexistencia de alternativas al capitalismo. La socialdemocracia, farisaica, pretende que el capitalismo es humanizable y cuenta con la complicidad del oportunismo de múltiples matizes.

Mienten. Por su esencia y objetivos, el capitalismo es incompatible con las aspiraciones del  ser humano-Tendrá que ser destruido.

Creo que será la convergencia de múltiples luchas de muchos pueblos bajo el liderazgo de los partidos comunistas como  vanguardias revolucionarias,  que contribuirá decisivamente para el final del capitalismo, abriendo las alamedas de un futuro socialista, en la fidelidad  a las enseñanzas del marxismo-leninismo .

La  senda que conduce al comunismo es larga y dificilísima de recorrer, batallando. La meta a alcanzar, encuanto existió la Unión Soviética, parecía próxima. Ilusión. Hoy sabemos que es largo el camino a recorrer, sembrado de obstáculos de difícil superación.El discurso retórico no ayuda.

discurso retórico no ayuda.

Vila Nova de Gaia, 23 de noviembre de 2013

Anuncios

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN (MIGUEL HERNÁNDEZ)

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra:
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

mh_enelfrente_p

Victorio Codovilla. STALIN: Gigante del pensamiento y de la acción, Bs As, Anteo, 1953

[Este libro reproduce el discurso de Codovilla en el acto realizado en Buenos Aires el 28 de marzo de 1953 con motivo de la muerte de Stalin]

Escaneado por Matías Godoy

DESCARGAR AQUI:

STALIN (Victorio Codovilla)

12814100_504232469764531_7701670092489741511_n

12801190_504233326431112_5340630975148006129_n

10392100_504234146431030_3624985318514591254_n

 

EN EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN: EL PCB EN LAS MINAS DEL SUR (Luís Machicado Raya

11150651_448384498669181_7290566675973920591_nT

elamayu, allá en las tierras del Potosí, fue mi primera impresión conciencial de la vida en las minas; de la explotación de minerales, de la pobreza consecuente de quienes vivían de la extracción directa de los minerales. El almacén: mi lugar de trabajo, allí observé la realidad objetiva del trabajador minero. La visión de esa realidad fue armando, construyendo y constituyendo mi conciencia revolucionaria, que no tardaría en alinearme en las filas del Partido Comunista. El ingreso se hizo de inmediato, estaba preparado para el SI. En Telamayu  fue testigo de mi respuesta al c. J. Espada, en presencia del c. A. Rivera, Gerente Gral. de la Empresa. El  día que me invitaron a incorporarme al Partido, coincidió con el 17 de enero, motivo de emoción, ¿y quién no podría reaccionar como el que relata estas líneas? El mismo día, fecha de fundación del Partido, en horas de la tarde, incluyendo otros amigos, se formalizó mi ingreso, recordando, además, la fecha aniversario. Pasando los años no dejo en el olvido las escenas de alegría vividas por todos los asistentes.

Quechisla, localidad minera, nos cobijó los fines de semana. Allí reuníamos la célula del Partido producto de la disciplina adquirida; reforzada por los conocimientos teóricos adquiridos, los lineamientos del Partido y el ejemplo de los camaradas destacados. Fuimos cinco los camaradas formadores de la célula de Telamayu. Primero, nacimos políticamente en Quechisla, luego nos asentamos y crecimos en Telamayu, lugar de nuestro trabajo. La influencia dirigida a los trabajadores, de parte de la célula, fue creciendo; la difusión de los lineamientos del Partido iba en aumento.

Recibí la responsabilidad de asistir, como delegado de Telamayu, al Primer Congreso Nacional del Partido Comunista de Bolivia a realizarse en la ciudad de La Paz. Grande fue la alegría vivida por la tarea encomendada. Recibí el pasaje (vía ferrocarril), más 140 Bs., para viáticos- alimentación y retorno-, incluyendo el documento a presentar en el congreso.

Conocí en La Paz a los cc. Luís Leytón (destinatario del documento), a Mario Monje, Rosendo García Maismán  (de siglo XX), a Luís Tellería.

Concluido el Congreso, retorné a Quechisla, e informé a los camaradas de los pormenores del evento partidario. Di a conocer resoluciones, los documentos emitidos, La respuesta de los cc. fue emotiva, demostrada con aplausos y vivas al Partido.

El primer Congreso elevó nuestro compromiso con el Partido y por consecuencia con la clase trabajadora, con el proletariado. Los trabajadores tuvieron en sus manos “UNIDAD”- órgano de prensa del Partido- supieron, lo que pensaba el Partido mediante volantes, incluyendo folletos con redacción ideológica; todos estos materiales entregados en las diferentes secciones de la Empresa produjo el incremento, el aumento, el crecimiento en el número de militantes y este aumento de militantes dio mayor número de células partidarias en las diferentes localidades: Tasna, Buen Retiro, Siete  Suyos, Chorolque, Atocha, La Comibol. (Todo este trabajo lo hicimos; los cc.Joel, Quispe, Carlos, Roberto, Mario). El crecimiento de militantes y células dio nacimiento al Comité Especial del Sud, con base en Atocha.

Constituido el Comité Especial, se resuelve llevar adelante la primera reunión, previa consulta a la Dirección Nacional. El c. Mario Monje nos comunica del viaje, a la localidad de Telamayu del c. R. Otero, dejando a nuestro criterio la posibilidad de Congreso o Activo. El c. Otero, ingresando al local de reunión, es recibido con aplausos, aclamaciones, vivas al Partido y al Congreso, que así tuvo que ser.

En días posteriores se presentó el c. Jorge Kolle en misión partidaria de coordinación. Se realizó (en días más), el congreso de la F.ST.M.B., y la tarea del c. Kolle era coordinar a los cc.delegados de las diferentes minas. Uno de los objetivos: el nombramiento del c. Simón Reyes en la dirección de la Federación de mineros. Me sentí alagado al estar en las comisiones de recepción, solidaridad; para mi, fueron días inolvidables El c. Simón Reyes ingresó a la dirección de la Federación de Mineros, un triunfo para el Partido.

Debo declarar que en el Partido reforcé mis conocimientos ideológicos, la conciencia de lucha contra el sistema explotador del hombre por el hombre; enfrentar las situaciones adversas; persecuciones, apresamientos, que venían de los llamados gobiernos “democráticos” y diría mejor: antidemocráticos y en su debilidad clasista apadrinaban los golpes militares como una forma de resguardar sus intereses de clase y los del imperialismo.

A mis 77 años de vida, recuerdo las escenas que me cupo desempeñar en la actividad política, en la actividad sindical con la ideología marxista-leninista: luz que ilumina nuestro camino. Estuve en responsabilidades políticas regionales como dirigente principal, como parte de la dirección regional; igualmente en la actividad sindical. Creo haber servido, y aun lo hago, con la responsabilidad reforzada en las filas del Partido; aun creo tener la fuerza necesaria, que me da impulso en el camino revolucionario.

Los bolcheviques y la Revolución de octubre (Actas del POSDR (b))

Dejamos a continuacion un importante documento historico, las actas del POSDR (b) en un momento decisivo para la historia de la humanidad (agosto de 1917 a febrero de 1918), aqui se puede ver el pensamiento y la forma de organizarse de los bolcheviques previa toma del palacio de invierno y primeros dias de la primera revolucion socialista en la historia.

DESCARGAR AQUI:

Los bolcheviques y la revolucion de octubre

5cc5bdec44afd18d5d9a556fa7cc2a37_xl

PRONUNCIAMIENTO EN 63º ANIVERSARIO DE LA JCB

13501809_10207765341944797_4448905691184450835_n

El 27 de junio de 1953 nace la Juventud Comunista de Bolivia, vanguardia juvenil en la lucha por el socialismo en nuestro país, este 2016 cumplimos 63 años de lucha inclaudicable e infatigable por la construcción del socialismo –comunismo, no existe otra organización juvenil en nuestro país con la historia, experiencia y autoridad política y moral que nuestra historia nos ha legado.

 Desde su fundación la “Jota” ha desempeñado un papel de primera línea en las luchas de la juventud Boliviana, coadyuvando y promoviendo la organización de los jóvenes en sus distintas organizaciones gremiales, así fuimos los jotosos los que le dimos vida a las primeras federaciones de estudiantes de secundaria y normalistas, asimismo siguiendo el legado de José Antonio Arze, fuimos constructores de las federaciones estudiantiles universitarias, fue así bajo la dirección comunista que la juventud demostró su combatividad resistiendo a los regímenes dictatoriales que asolaron nuestro país. Por tal razón muchos de nuestros militantes que fueron dirigentes estudiantiles sufrieron represión, torturas, exilio y muchos de ellos fueron asesinados, entre ellos podemos mencionar a Edilberto Osinaga y Alcides García dirigentes universitarios que fueron asesinados cuando defendían la autonomía universitaria.

Estos 63 años de lucha consecuente  templaron a nuestra organización hasta convertirla en un referente para la juventud progresista y revolucionaria de nuestro país, América Latina y el mundo.

 En la actualidad la misión de orden para nuestra organización sigue siendo la lucha por la revolución socialista bajo los principios del Marxismo – Leninismo con la clase obrera como guía y conductora de todo el pueblo  trabajador.

 Nuestra JCB debe estar en primera fila por la reorganización del movimiento juvenil comunista internacional y en confrontación abierta contra el oportunismo y el revisionismo.

  En momentos en que existe incertidumbre por el futuro de los procesos democráticos que se vienen dando en nuestro continente y que vienen sufriendo reveses por el estancamiento y franco retroceso de algunos de estos, nuestra militancia debe responder a las situación histórica actual con valentía, audacia y disciplina basada en nuestra formación y convicción marxista-leninista. Debemos luchar decididamente contra posiciones oportunistas y revisionistas como son las propuestas como son las propuestas denominadas como “socialismo de mercado”, “socialismo del siglo XXI” o “socialismo comunitario” que se vienen dando como novedades contra lo que según los “teóricos actuales” fue el fracaso del socialismo soviético, estos intentos de alejarse de las  bases del socialismo científico para caer en el reformismo o revisionismo con el objetivo de mantener el sistema capitalista intacto ya se han dado hace un siglo y contra esas tendencias se dio la lucha de Lenin en la segunda internacional y por Stalin en el proceso de construcción del socialismo.

 Es así que nos mantenemos firmes en los principios del socialismo científico y refirmamos nuestra convicción de lucha por la construcción de una Bolivia socialista.

VIVA LOS 63 AÑOS DE LA JCB!
¡VIVA LA JUVENTUD COMUNISTA DE BOLIVIA!
¡VIVA LA JUVENTUD TRABAJADORA!

¡HONOR Y GLORIA A NUESTROS CAÍDOS!

¡HACIA LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO –COMUNISMO!

25 de junio de 2016

Dirección Nacional de la Juventud Comunista de Bolivia