EN EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN: EL PCB EN LAS MINAS DEL SUR (Luís Machicado Raya

11150651_448384498669181_7290566675973920591_nT

elamayu, allá en las tierras del Potosí, fue mi primera impresión conciencial de la vida en las minas; de la explotación de minerales, de la pobreza consecuente de quienes vivían de la extracción directa de los minerales. El almacén: mi lugar de trabajo, allí observé la realidad objetiva del trabajador minero. La visión de esa realidad fue armando, construyendo y constituyendo mi conciencia revolucionaria, que no tardaría en alinearme en las filas del Partido Comunista. El ingreso se hizo de inmediato, estaba preparado para el SI. En Telamayu  fue testigo de mi respuesta al c. J. Espada, en presencia del c. A. Rivera, Gerente Gral. de la Empresa. El  día que me invitaron a incorporarme al Partido, coincidió con el 17 de enero, motivo de emoción, ¿y quién no podría reaccionar como el que relata estas líneas? El mismo día, fecha de fundación del Partido, en horas de la tarde, incluyendo otros amigos, se formalizó mi ingreso, recordando, además, la fecha aniversario. Pasando los años no dejo en el olvido las escenas de alegría vividas por todos los asistentes.

Quechisla, localidad minera, nos cobijó los fines de semana. Allí reuníamos la célula del Partido producto de la disciplina adquirida; reforzada por los conocimientos teóricos adquiridos, los lineamientos del Partido y el ejemplo de los camaradas destacados. Fuimos cinco los camaradas formadores de la célula de Telamayu. Primero, nacimos políticamente en Quechisla, luego nos asentamos y crecimos en Telamayu, lugar de nuestro trabajo. La influencia dirigida a los trabajadores, de parte de la célula, fue creciendo; la difusión de los lineamientos del Partido iba en aumento.

Recibí la responsabilidad de asistir, como delegado de Telamayu, al Primer Congreso Nacional del Partido Comunista de Bolivia a realizarse en la ciudad de La Paz. Grande fue la alegría vivida por la tarea encomendada. Recibí el pasaje (vía ferrocarril), más 140 Bs., para viáticos- alimentación y retorno-, incluyendo el documento a presentar en el congreso.

Conocí en La Paz a los cc. Luís Leytón (destinatario del documento), a Mario Monje, Rosendo García Maismán  (de siglo XX), a Luís Tellería.

Concluido el Congreso, retorné a Quechisla, e informé a los camaradas de los pormenores del evento partidario. Di a conocer resoluciones, los documentos emitidos, La respuesta de los cc. fue emotiva, demostrada con aplausos y vivas al Partido.

El primer Congreso elevó nuestro compromiso con el Partido y por consecuencia con la clase trabajadora, con el proletariado. Los trabajadores tuvieron en sus manos “UNIDAD”- órgano de prensa del Partido- supieron, lo que pensaba el Partido mediante volantes, incluyendo folletos con redacción ideológica; todos estos materiales entregados en las diferentes secciones de la Empresa produjo el incremento, el aumento, el crecimiento en el número de militantes y este aumento de militantes dio mayor número de células partidarias en las diferentes localidades: Tasna, Buen Retiro, Siete  Suyos, Chorolque, Atocha, La Comibol. (Todo este trabajo lo hicimos; los cc.Joel, Quispe, Carlos, Roberto, Mario). El crecimiento de militantes y células dio nacimiento al Comité Especial del Sud, con base en Atocha.

Constituido el Comité Especial, se resuelve llevar adelante la primera reunión, previa consulta a la Dirección Nacional. El c. Mario Monje nos comunica del viaje, a la localidad de Telamayu del c. R. Otero, dejando a nuestro criterio la posibilidad de Congreso o Activo. El c. Otero, ingresando al local de reunión, es recibido con aplausos, aclamaciones, vivas al Partido y al Congreso, que así tuvo que ser.

En días posteriores se presentó el c. Jorge Kolle en misión partidaria de coordinación. Se realizó (en días más), el congreso de la F.ST.M.B., y la tarea del c. Kolle era coordinar a los cc.delegados de las diferentes minas. Uno de los objetivos: el nombramiento del c. Simón Reyes en la dirección de la Federación de mineros. Me sentí alagado al estar en las comisiones de recepción, solidaridad; para mi, fueron días inolvidables El c. Simón Reyes ingresó a la dirección de la Federación de Mineros, un triunfo para el Partido.

Debo declarar que en el Partido reforcé mis conocimientos ideológicos, la conciencia de lucha contra el sistema explotador del hombre por el hombre; enfrentar las situaciones adversas; persecuciones, apresamientos, que venían de los llamados gobiernos “democráticos” y diría mejor: antidemocráticos y en su debilidad clasista apadrinaban los golpes militares como una forma de resguardar sus intereses de clase y los del imperialismo.

A mis 77 años de vida, recuerdo las escenas que me cupo desempeñar en la actividad política, en la actividad sindical con la ideología marxista-leninista: luz que ilumina nuestro camino. Estuve en responsabilidades políticas regionales como dirigente principal, como parte de la dirección regional; igualmente en la actividad sindical. Creo haber servido, y aun lo hago, con la responsabilidad reforzada en las filas del Partido; aun creo tener la fuerza necesaria, que me da impulso en el camino revolucionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s