Al Comandante Jorge (Por Iván Márquez)

4b5b1d0949cee7cbf3fb07a0407ba552

Surgió dela entraña popular
De la Colombia rural, profunda,
Campesino como nosotros,
Humilde como nosotros;
Nació silvestre y libre,
Rebelde fue creciendo
En una geografía poblada de leyendas
De historias guerrilleras,
De Manuel Marulanda Vélez
Que pasaba en las noches
Arropado en la niebla
Con la esperanza al hombro
Con la patria nueva…

-¡Jojoy! ¿Y quiénes son ellos?
Preguntó el muchacho
De inquieta mirada,
Tormenta a punto de estallar,
Envuelta en su ruana…

Pero volvieron
Con la brisa fresca de los frailejones;
Y los vio entre relámpagos
De fuego y oro
Del fogón del hogar,
Fantasmagóricos adalides
Flotando en la atmósfera sagrada, fraternal,
Del café recién colado…
Husmeó sus huellas
Y supo que venían de Ceilán,
De Génova Quindío
Y del sur del Tolima,
Del cuartel de El Davis,
Con el canto del Cambrín,
Con el murmullo de Rio Chiquito en los guijarros,
Y la pólvora de Marquetalia,
Y la carcajada de Jacobo.

Se fue con ellos…

Domeñó las cordilleras,
Los cañones profundos;
Pasó por playones extraviados…
Fue viento raudo y gélido del páramo
Y aire cálido en las vegas del Magdalena;
En el Cauca fundió su ser
Con el anhelo de indios y de negros,
Y en el Caguán fue selva y río,
Estatura guerrillera en creciente,
Sol en la llanura sin fin,
Agua en los morichales.

Y en la serranía de la Macarena ascendió a los cielos.

La oligarquía se fijó en él
Y contra él dirigió su fuego
Cargado de odio, de sordo rencor,
Pero el pueblo lo atrincheró en su corazón,
Y la eufonía “Jojoy” palpitó en el pecho herido de los pobres.

El mejor oficial de Manuel,
El más eficaz de sus generales,
Recio huracán desafiando tiranías,
Héroe de la libertad y la justicia…
Ángel armado de la Nueva Colombia,
La patria grande y el socialismo.

Fue Jorge, el Mono Jojoy,
Querido por su pueblo,
Amado por su tropa…

Sigue avanzando hacia la capital, Jorge,
Con el fuego incandescente del amor
De Bolívar y del Che
Y la certera estrategia de Manuel.
Que suene ese corrido,
Que cantaba el Mono
En la ofensiva que sube a Bogotá
En el puño de los insurrectos e insumisos.

Hasta siempre comandante
Hasta siempre hermano, hasta siempre.
Nacimos para vencer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s